Revista de Letras

“Adéu”, Rabinad…

2 septiembre 2009 Crónicas

Antonio RabinadSe hace difícil imaginar un domingo en el Mercat de Sant Antoni sin Antonio Rabinad, uno de los autores que más y mejor escribió sobre la Barcelona de posguerra, quien mantenía desde hace décadas su “puesto” de libros de segunda mano para deleite de los buenos aficionados a la lectura. Rabinad nos dejaba huérfanos el pasado sábado 29 de agosto, con 82 años, a causa de las varias enfermedades que padecía.

Nacido en Barcelona en 1927, siempre demostró un especial interés por la literatura pero no fue hasta 1952 cuando terminó de escribir su primera obra, Los contactos furtivos, con la que obtendría el Premio Internacional de Novela y sufriría el primer ataque de la censura franquista prohibiendo su publicación. Sin embargo el prestigio no le llegaría hasta 1983, con el que se considera su mejor libro, Memento Mori, novela que fue catalogada por la crítica como la obra más importante sobre la Barcelona de la guerra civil y la posguerra. Destaca también El hombre indigno, en la que Rabinad narraba la infancia y juventud de un huérfano de guerra en los suburbios de Barcelona.

Rabinad formó parte de la célebre Escuela de Barcelona, entre los que se encontraban escritores y cineastas de la talla de Vicente Aranda (con quien firmó algunos guiones), Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma o Juan Marsé.

En 2005 publicó su última novela, El hacedor de páginas, en la que evoca los años de la Guerra Civil desde la óptica del hijo de un anarquista que encuentra un manuscrito sobre la lucha de dos burgueses para sobrevivir a la contienda.

José A. Muñoz

Etiquetas: Antonio Rabinad, Escuela de Barcelona, Memento Mori

Sobre el autor

José A. Muñoz

José A. Muñoz (Badalona, 1970), periodista cultural. Licenciado en Ciencias de la Información, ha colaborado en varias emisoras de radio locales, realizando programas de cine y magazines culturales y literarios. Ha sido Jefe de Comunicación de Casa del Llibre y de diversas editoriales.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario