Revista de Letras

Albert Lladó: “El periodismo cultural exige criterio propio y especialización”

23 septiembre 2012 Entrevistas

En octubre abre sus puertas (virtuales) la Escuela Revista de Letras, un centro online dedicado en exclusiva a la formación especializada para periodistas que deseen focalizar su carrera profesional en la cultura, ya sea en medios analógicos o digitales, por cuenta ajena o propia, e incluso con el punto de mira dirigido a otras profesiones del sector cultural. RdL se convierte, así, en la primera publicación dedicada a este ámbito que ofrecerá cursos y talleres específicos en esta rama del periodismo.

Albert Lladó

Albert Lladó, editor de Revista de Letras y director académico de la Escuela, nos explica la metodología y los objetivos del primer curso convocado, que abarca una amplia panorámica de la especialización.

La primera pregunta es obvia: ¿A quién va dirigido el curso?

A estudiantes de periodismo, o de disciplinas similares, que quieran especializarse, tanto a nivel teórico como práctico. Pero también, al mismo tiempo, a todos aquellos profesionales en activo, o no, que no quieren quedarse atrás por culpa de los cambios tecnológicos que está transformando la profesión. Todos los periodistas, en algún momento u otro, necesitamos actualizar nuestros conocimientos. Eso es positivo. Demuestra que es una profesión, pese a todos los obstáculos, que está viva.

La Escuela, pues, tiene un alto contenido práctico.

Exactamente. Combinado, eso sí, con los mejores teóricos del momento. El curso se inicia, por ejemplo, con una unidad didáctica redactada por Jorge Carrión, que contextualiza el periodismo cultural en las circunstancias de este siglo, pasando del 11S al 15M. Pero el alumno, a la vez, tendrá acceso a las herramientas utilizadas en las redacciones digitales e, incluso, podrá experimentar con gestores de contenidos y aplicaciones que le pueden servir para elaborar proyectos multimedia. El periodismo cultural exige criterio propio y especialización. Y conocer las herramientas de trabajo.

Muchos periodistas aún no han dado el paso a soportes digitales, aunque se estén utilizando herramientas informáticas a diario. ¿Es necesario tener grandes conocimientos de esas herramientas para poder realizar el curso online y manejarse con la tecnología para ejercer su oficio en este soporte?

En realidad, no muchos. Únicamente estar familiarizados con el uso de internet. Consiste, precisamente, en mostrar a los alumnos que las principales formas de narrar a través de la Red dependen de dominar tecnologías muy fáciles de utilizar. El reto es que el periodista de papel que se apunta al curso pierda todos los miedos y entienda que, en realidad, de lo que se trata es de hacer periodismo, no de ser tecnólogo.

Insistes en la importancia del criterio propio, y el curso así lo refleja en sus contenidos…

Sí, porque el periodismo cultural tiene varios riesgos. Uno de ellos es caer en la promoción editorial continuada. En este sentido, Jordi Corominas i Julián, otro de los docentes, nos enseñará cómo esquivar la espiral del silencio y realizar entrevistas más allá de las preguntas habituales. Toni Iturbe, por su parte, nos habla de dos géneros que demasiadas veces se confunden deliberadamente: la reseña y la crítica. O Carlota Gómez, por su lado, nos invita a opinar la cultura afrontando lo específico como construcción de conocimiento. No se trata, pues, de escribir recetas, sino de crear a través del periodismo. Sin renunciar al rigor.

Se ha contado con la experiencia de diez docentes, todos ellos expertos en su terreno y con competencias muy distintas, algo que permite obtener una perspectiva general de la especialización.

Creemos que este aspecto es uno de los grandes atractivos de la Escuela. Hemos conseguido ofrecer una auténtica panorámica de la profesión, con periodistas y críticos en activo. Quien redacta la unidad didáctica reflexiona desde los retos cotidianos a los que se enfrenta cada día. No está encerrado en un despacho hablando de lo que no conoce. Además, todas las materias están coordinadas por un único tutor, quien acompaña a los alumnos en todo momento, corrigiendo los ejercicios, creando debate en los foros o invitando a otros profesionales a chats relacionados con el curso. Para nosotros era muy importante que el tutor fuera el propio director de Revista de Letras, quien puede transmitir de la mejor forma nuestra manera de interpretar el periodismo cultural.

En el curso colabora la Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonés. ¿Qué papel desempeña en el proyecto?

Todo el curso es online y, para que toda la metodología fuese clara y eficaz, hemos querido asesorarnos con uno de los mayores referentes pedagógicos en toda Europa. La Escola tiene amplia experiencia en este sentido y, además, otorgará un diploma a los alumnos que hayan superado el curso satisfactoriamente. Es una garantía inmejorable.

Hoy, con la crisis que están sufriendo los medios de comunicación y la diversificación de desempeños en las redacciones, parece imposible  ejercer el oficio dedicándose en exclusiva al periodismo cultural.

Por eso mismo insistimos en la importancia de la especialización y en actualizar competencias. El periodista que es experto en un tema concreto tiene más posibilidades de entrar en un medio. Pero, además, el curso abre otras perspectivas. Se puede hacer periodismo cultural trabajando para una gran cabecera, pero también apostando por un proyecto propio, con formas de financiación alternativas, u optando a otros oficios relacionados, como los gabinetes de prensa o la comunicación corporativa. De todo ello hablamos en profundidad en el curso.

Información y matriculación en el Curso de Periodismo Cultural

Etiquetas: Albert Lladó, Álvaro Colomer, Berta Ares, Carlota Gómez, Curso de Periodismo Cultural, David Lladó, Doménico Chiappe, Escola d'Escriptura, Escuela Revista de Letras, Ismael Nafría, Jordi Corominas i Julián, Jorge Carrión, Toni Iturbe

Sobre el autor

Revista de Letras

Revista digital de crítica cultural. Publicación bajo licencia Creative Commons. Edita: Albert Lladó y David Lladó. Coordinación: Olga Jornet. Patrocinador: Fundación Aquae. Colabora: CCCB

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario