Revista de Letras

“Bajo la piel, los días”, de Eduardo Moga

Bajo la piel, los días. Eduardo Moga
Calambur (Madrid, 2010)

Dice Jorge Drexler en su canción Tres millones de latidos: “Hay gente que es de un lugar, no es mi caso”. Eduardo Moga tampoco es de un lugar, ni mucho menos, y no tanto por universal ni tampoco por ubicuo, no, en realidad Eduardo Moga huye de los lugares, como alma  que lleva el diablo, en especial de los lugares comunes de la poesía.

En este Bajo la piel, los días, permanece el Eduardo Moga que se escapa de cualquier definición que algún despistado le haya podido prejuzgar – pues son ya muchos años de trayectoria, desde aquel premio Adonáis (1995) que lo dio a conocer y algunos los que creen  clasificada su poesía-; aquí el poeta se afirma y reconstruye nuevas identidades en aquello que fue o pudo ser o nunca será, porque en el  momento en que escribe, y escribe lo que escribe, sucede todo: lo que imagina que sucede, lo que nunca sucedió, lo que sucede  aparentemente, también lo que sucederá. Sucede hasta la disolución de uno mismo en lo que escribe, hasta querer olvidarse uno mismo escribiendo. Sucede que hasta los mecanismos de la escritura puede ser materia poética. Y la poesía, en esta ocasión, no se hace en prosa, más bien se rehace prosa. Bajo la piel, los días, XXXI textos, aproximadamente prosa, aproximadamente verso, frontera que no es  indefinición sino senda exacta, casi exacta, para ser uno mismo y a la vez renovarse; para ser el Eduardo Moga que muda sin dejar de ser, por supuesto o por lo que pudiera suceder, un poeta trabajando en palabras que, una tras otra, forman una escritura seminal -y no sólo de fecunda, sino también de fluidos corporales- que se derrama en lo incultivado, en la esperanza de una cosecha no desembarazada de  desánimo, pero también ancha en feliz ironía.

Ejercicio arriesgado el de perseguir lo que no permanece, ejercicio que nos comprende.  Poesía lista para entrar a vivir; prosa como agua, para nadarla; de lectura fresca y transparente, siempre necesaria en cualquier lugar.

Agustín Calvo Galán
http://visualpoetry.blog.com.es/
http://lasafinidadeselectivas.blogspot.com/

Etiquetas: Bajo la piel los días, Calambur, Eduardo Moga

Sobre el autor

Agustín Calvo Galán

Agustín Calvo Galán (Barcelona, 1968) ha publicado 'Letras transformistas', una selección de sus poemas conceptuales y visuales (2005), 'Otra ciudad' (libro objeto, 2006), 'Poemas para el entreacto' (2007) y 'A la vendimia en Portugal' (2009). Su obra como poeta visual ha sido recogida en varias antologías especializadas.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario