Revista de Letras

El Pla más fiel

6 febrero 2014 Críticas, Portada
Ediciones Destino

Ediciones Destino

El quadern gris (Edicions 62) vuelve a estar en las librerías, en la edición crítica llevada a cabo por el filólogo Narcís Garolera. Si bien este tipo de ediciones suelen ir acompañadas por un sinfín de notas a pie de página que explican las intervenciones del/los responsables de la edición, en esta ocasión la editorial ha decidido, acertadamente, no incluir nada a parte del texto de Pla. En el prólogo, Narcís Garolera señala el carácter de las modificaciones practicadas, lo cual es suficiente para hacerse una idea de su trabajo. Sea como sea, las sucesivas ediciones de El quadern gris fueron objeto de complejidades que han hecho necesaria una edición como la de Garolera.

Josep Pla | Foto: WikiMedia

Josep Pla | Foto: WikiMedia

Pla entregaba a sus editores manuscritos con letra diminuta y de difícil comprensión, en papeles llenos a rebosar. Los textos eran primero mecanografiados, y de dicho proceso surgían ya los primeros errores de transcripción. Luego pasaban a manos del corrector, que durante muchos años fue Bartomeu Bardagí. A pesar de que este último aseguraba que su labor se limitaba simplemente a un lavado de cara (subsanar erratas y corregir algunas faltas ortográficas y poca cosa más), se ha podido comprobar que las múltiples ediciones publicadas hasta la fecha presentan un importante número de erratas, además de tergiversaciones y modificaciones bastante discutibles con respecto al manuscrito original. Con frecuencia, los textos sufrían incluso intervenciones de Josep Vergés, que fue el editor de Pla durante gran parte de su trayectoria. Xavier Fabrés, uno de los más incisivos biógrafos del escritor de Palafrugell, ha llegado a señalar que es difícil saber dónde acaba Pla y dónde empieza Vergés, dada la influencia del editor —también de Palafrugell— en el curso de la carrera literaria de Pla.

Se calcula que Garolera ha efectuado unas cinco mil enmiendas, un trabajo sin duda minucioso. De ello no debe deducirse que las anteriores ediciones de El quadern gris tengan que tirarse a la basura. La labor de Garolera, a quien la Fundació Pla de Palafrugell le facilitó una copia del manuscrito original, se ha centrado en devolver un texto lo más fiel posible a lo que escribió Pla.

Joan Fuster fue de los primeros en alertar de la necesidad de poder acceder a los manuscritos de Pla tras su muerte, ya que él mismo había podido leer muchos de ellos y comprobar que sus ediciones posteriores en Destino presentaban cambios significativos. Posteriores estudios en la misma línea de investigación han contribuido a que la exigencia planteada por el escritor de Sueca haya sido atendida, al menos en parte.

Ediciones Destino

Ediciones Destino

El quadern gris, que narra la forja de un escritor y su posterior advenimiento en el mundo adulto, fue presentado en 1966 como el dietario de juventud del escritor en su época universitaria. Gracias a investigaciones posteriores, principalmente de Lluís Bonada, en la actualidad ya sabemos que estamos ante un falso dietario, escrito en buena parte en los años 1918-1919, pero ampliado y reelaborado durante las tres o cuatro décadas siguientes.

Narcís Garolera ha trabajado “como quien restaura una obra de arte”, realizando cambios puramente ortográficos, superficiales, y siendo respetuoso al máximo con los ampurdanismos. Si bien nunca se puede considerar ninguna edición como definitiva, lo cierto es que en este caso que estamos como mínimo ante la edición más fiel de El quadern gris de cuantas se han dado hasta las fecha.

Etiquetas: Destino, Edicions 62, El quadern gris, Joan Fuster, Josep Pla, Narcís Garolera

Sobre el autor

Jordi Pacheco

Jordi Pacheco (Girona, 1980). Periodista y músico. Ha estudiado Comunicación en la UOC (Universitat Oberta de Catalunya). En la actualidad colabora en diversos medios de comunicación, entre los cuales destacan las revistas 'El Ciervo' y 'Foc Nou'. Como músico, es guitarrista en la formación Grupo Local, con la cual ha publicado un disco, Estropósito (2016). Además es miembro de la Asociación Cultural Mistura, un colectivo que trabaja por difundir la cultura del conocimiento, la comprensión y el entendimiento, para acercar los vínculos entre las personas y dar visibilidad a la crisis humanitaria por la que atraviesa el mundo.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario