Revista de Letras

Empieza a leer “Cuestión de olfato”, de Spencer Quinn

Cuestión de olfatoBernie y Chet forman una pareja insuperable. Juntos trabajan como investigadores privados. Bernie está pasando por un mal momento sentimental y económico, pero no pierde su persistencia, y Chet… ¿qué podemos decir de Chet? Quizá que es un perro único, de afilada mente y singular manera de interpretar el extraño comportamiento de los humanos. Una madre desesperada encarga a la singular pareja la investigación de la desaparición de su hija adolescente. Aunque el caso parece sencillo, el olfato detectivesco de Chet y Bernie les indica que algo huele verdaderamente mal en este asunto… Una particular visión del mundo que hará las delicias del lector.

«Spencer Quinn domina dos lenguajes con enorme soltura, el del suspense y el canino. Hilarante en ocasiones, emotivo en otras, y a veces terrorífico. Lo mejor del libro es Chet, un Sam Spade en formato canino con una enorme pasión por la vida. Es un personaje maravilloso porque reúne lo que todos amamos en los perros: cómo disfrutan de la vida y cómo nos quieren a nosotros. Mi consejo más sincero es que corra a su librería más próxima y ponga sus “patas” sobre esta única y encantadora novela.» STEPHEN KING

Spencer QuinnSpencer Quinn vive en Cape Cod con su perro Audrey. Cuestión de olfato, que será próximamente adaptada al cine, es su primera novela sobre las aventuras de Chet y Bernie, y ha alcanzado un enorme éxito en Estados Unidos y será traducida a más de diez idiomas. Actualmente Spencer Quinn trabaja con ahínco para que los ansiosos seguidores de esta admirable pareja puedan pronto disfrutar de sus próximas peripecias.

Comienza a leer Cuestión de olfato clicando aquí

Etiquetas: Cuestión de olfato, Spencer Quinn, Viceversa Editorial

Sobre el autor

Revista de Letras

Revista digital de crítica cultural. Publicación bajo licencia Creative Commons. Edita: Albert Lladó y David Lladó. Coordinación: Olga Jornet. Patrocinador: Fundación Aquae. Colabora: CCCB

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario