Revista de Letras

Empieza a leer “El conde de Abranhos”, de Eça de Queirós

El conde de Abranhos es un estadista, orador, ministro, presidente del Consejo, etcétera, etcétera, que bajo esa grandiosa apariencia resulta ser un bribón, un pedante y un burro. De manera que el propósito del libro (además de una crítica de nuestras costumbres políticas) es la exposición de las mezquindades, estupideces, bellaquerías y sandeces que se esconden bajo un hombre a quien todo el país proclama grande. Zagalo, el secretario, es tan necio como el ministro y lo más piquant del libro es que, queriendo hacer la apología de su amo y protector, el idiota de Zagalo nos presenta en toda su crudeza la nulidad del personaje.

J. M. Eça de Queirós (imagen: Acantilado)

José María Eça de Queirós (Póvoa de Varzim, 1845-París, 1900). Su carrera diplomática le llevó a residir en Cuba e Inglaterra, y fue nombrado cónsul de Portugal en París en 1889, donde permaneció hasta su muerte. De su obra, buena parte de ella rescatada en los últimos años por la editorial Acantilado, destacan El misterio de la carretera de Sintra, El crimen del Padre Amaro, El primo Basilio, El mandarín, La reliquia, Los Maya, Ecos de París, Cartas de Inglaterra, La capital, Las rosas, Desde París y El conde de Abranhos (Apuntes biográficos de Z. Zagalo).

Etiquetas: Acantilado, Eça de Queirós, El conde de Abranhos

Sobre el autor

Revista de Letras

Revista digital de crítica cultural. Publicación bajo licencia Creative Commons. Edita: Albert Lladó y David Lladó. Coordinación: Olga Jornet. Patrocinador: Fundación Aquae. Colabora: CCCB

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario