Revista de Letras

Filmoteca Literaria (VI): “Don Camillo” (Julien Duvivier, 1952)

10 julio 2012 Crónicas

Don Camillo
(Julien Duvivier, 1952)
Adaptación del libro Don Camillo, mondo piccolo, de Giovanni Guareschi
Guión: Julien Duvivier, René Barjavel y
Oreste Biancoli
Fotografía: Nicolas Hayer
Montaje: Maria Rosada
Música: Alessandro Cicognini
Intérpretes: Fernandel, Gino Cervi, Vera Talchi, Franco Interlenghi, Sylvie, Charles Vissière

Dibujo de Giovanni Guareschi

El libro

Época de posguerra. Ya se ha terminado la confrontación armada mundial, pero otras batallas de pequeña escala se están librando en lo que aparenta ser un humilde y pacífico pueblo a la ribera del río Po. El comunista católico (pero anticlerical) Giuseppe “Peppone” Bottazzi es el alcalde. Don Camilo, el párroco reaccionario que mantiene conversaciones con la figura del Cristo que preside el altar de la iglesia. Ambos, alcalde y cura, angelote y diablillo -como les representaba Guareschi en sus dibujos-, amigos en el frente pero enemigos políticos. El autor recoge, en 37 pequeñas y divertidas crónicas encabezadas con ilustraciones de su propia cosecha, las anécdotas y trifulcas de estos dos personajes, condenados a entenderse a pesar de sus diferencias, sin olvidar retratar el mundo rural de la época, lo que le valió el reconocimiento de miles de lectores que disfrutaban viendo reflejado su “pequeño mundo”.

Así que, nada de literatura o de cualquier otra mercadería semejante: en este libro soy ese cronista de diario y me limito a referir hechos de crónica. Cosas inventadas y por eso tan verosímiles que me ha ocurrido un montón de veces escribir una historia y a los dos meses verla repetirse en la realidad. (Giovanni Guareschi).

Dibujo de Giovanni Guareschi

Las continuas perrerías de Don Camilo no parecieron hacer mucha gracia a la intelectualidad de izquierdas de la época, ya que, tal y como se nos recuerda en la edición en catalán publicada en 2009  en la editorial A Contra Vent, los “rojos” eran permanentemente ridiculizados ¡y nada menos que por un párroco!

El éxito internacional del libro y sus personajes no se hizo esperar: la revista Life publicó una elogiosa reseña en la que exponía que “Don Camilo es el más hábil y eficaz propagandista anticomunista en Europa”. Así que las crónicas se prolongaron en otros siete volúmenes, la mayoría publicados tras la muerte del autor: Don Camillo e il suo gregge (1953); Il compagno Don Camillo (1963); Don Camillo e i giovani d’oggi (1969); Gente Così (1980); Lo Spumarino pallido (1981); L’anno di Don Camillo (1986); y Ciao Don Camillo (1996).

Giovanni Guareschi (foto: D. P.)

El autor

Giovannino Guareschi (Fontanelle di Roccabianca, Parma, 1908 – Cervia, Ravenna, 1968). Periodista, caricaturista y escritor. Nació en el seno de una familia de clase media. En 1926, su padre debe cerrar el negocio que regenta y Giovannino deja los estudios para ayudar a conseguir dinero. En 1928 comienza a trabajar en un periódico local de Parma y un año más tarde se convierte en redactor de la revista satírica Corriere Emiliano, lo que marcaría su peculiar estilo. En 1936 entra en el equipo de la revista Bertolo, trabajo que le llevará a tener más de un dolor de cabeza, e incluso a la cárcel, por sus duras críticas hacia Benito Mussolini. En 1943 es enrolado en el ejército, acabando en un campo de prisioneros alemán tras el Armisticio de Cassibile. A su regreso a Italia, convertida ya en República, funda la nueva revista satírica de corte monárquico Candido en la que destroza la moral de los comunistas. Don Camillo, mondo piccolo, publicado en 1948, acabaría provocando aún más el odio de los “rojos”, a lo que no ayudó tampoco el apoyo de Guareschi al Partido Socialista Italiano en las elecciones de aquel año. Acusado varias veces de difamador y visitante habitual de juzgados y prisiones, en 1956, enfermo del corazón, se traslada a Suiza, no dejando de colaborar en Candido y en otros medios hasta su fallecimiento, en 1968, provocado por un infarto.

Fernandel en "Don Camillo"

La película

Si los libros de Don Camillo y Peppone fueron un éxito, las películas (hasta un total de seis -contando Don Camillo e i giovani d’oggi, que tuvo que cambiar su reparto al fallecer Fernandel-) no se quedaron atrás. Coproducción entre Francia e Italia, el filme se rodó en Brescello, localidad que ha quedado identificada para siempre con estas películas. Presentada, desde sus títulos de crédito, como una “reducción” del libro original, en ella se recogen con fidelidad varias de las historias de Guareschi, enmarcándolas alrededor de varios hilos conductores de la misma manera que lo hizo el escritor: la historia de amor de Gina y Mariolino o la construcción de la “Casa del Pueblo”, entre otras tramas en las que participan los lugareños. Especialmente remarcables son los episodios de la escuela nocturna, el de la huelga en la finca de La Grande (con un montaje diferente para la versión francesa, en la que se incluye el momento en el que Don Camilo ayuda a parir a una vaca) o el del partido de fútbol. Al éxito de la película ayudó el gran carisma y química de los dos protagonistas, Fernandel y Gino Cervi quienes, desde entonces, nunca pudieron desvincularse de los personajes que encarnaron. Tampoco falló el guión, en el que intervino, sin acreditarse, el veterano Oreste Biancoli, en el que se sacaba punta a las recurrentes pullas dialécticas que se dedican el cura y el alcalde. Don Camillo permanece como una de las cintas más divertidas y entrañables de aquellos años.

José A. Muñoz

Etiquetas: Don Camillo, Filmoteca Literaria, Giovanni Guareschi

Sobre el autor

José A. Muñoz

José A. Muñoz (Badalona, 1970), periodista cultural. Licenciado en Ciencias de la Información, ha colaborado en varias emisoras de radio locales, realizando programas de cine y magazines culturales y literarios. Ha sido Jefe de Comunicación de Casa del Llibre y de diversas editoriales.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario