Revista de Letras

Filmoteca Literaria (XIV): “Tirez sur le pianiste” (François Truffaut, 1960)

2 noviembre 2012 Crónicas

Tirez sur le pianiste
(François Truffaut, 1960)
Basada en la novela Down There, de David Goodis
Guión: François Truffaut y Marcel Moussy
Fotografía: Raoul Coutard
Montaje: Claudine Bouché y Cécile Decugis
Música: George Delerue
Intérpretes principales: Charles Aznavour, Marie Dubois, Nicole Berger, Michèle Mercier, Serge Davri, Claude Mansard, Richard Kanayan

La novela

Noche de noviembre en los bajos fondos de Filadelfia. Turley huye, entra en un bar para reencontrarse con su hermano Eddie, el pianista del local, a quien hace años que no ve. Necesita su ayuda, pero el músico se resiste hasta que entran los hombres que persiguen a su hermano y decide salvarle. Escapando de su propio pasado como célebre concertista, Eddie también desaparece acompañado de Lena, una camarera que conoce la anterior vida del pianista pero no la suya. Los dos recorrerán un camino en el que el olvido voluntario y el pasado ignorado quedarán suspendidos por el hilo del presente.

Publicada en 1956, Down There es, junto a Dark Passage, la novela más célebre de David Goodis. Sin embargo, el peso y la popularidad de la película de Truffaut ha hecho que sea conocida más por el título de la adaptación cinematográfica que por el original. Inspirada en los ambientes más lúgubres de Filadelfia, el libro rinde cuentas a su vez con el pasado de su autor, quien estuvo casado durante tres años sin que practicamente nadie lo supiera (un hijo de su ex mujer, fruto de un matrimonio posterior, descubrió la identidad de Goodis al fallecer ella en 1986).

David Goodis (foto: wikipedia)

El autor

David Goodis (Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, 2 de marzo de 1917 – 7 de enero de 1967) fue escritor de oficio, uno de esos tipos que se pasan escribiendo día y noche. De familia judía, licenciado en Periodismo, Goodis comenzó su andadura profesional trabajando en una agencia de publicidad. En sus ratos libres, algunos de ellos en la misma agencia, perfiló su primera novela, Retreat from Oblivion, publicada en 1939. Considerando que la ficción le podía dar lo suficiente para vivir, se marchó a Nueva York para colaborar utilizando varios seudónimos en innumerables revistas pulp especializadas en terror, misterio y western, de manera muy similar a como lo harían en España, posteriormente, Francisco González Ledesma, Marcial Lafuente Estefanía, Juan Gallardo o Francisco Caudet, algunos autores de los míticos “bolsilibros”. En los años 40 se pasó a la radio, elaborando guiones para seriales de intriga, al tiempo que en las editoriales disminuía el interés por sus novelas. Fue necesario que se introdujera en el ambiente cinematográfico para que se le volviera a prestar atención. La adaptación de Dark Passage (“La senda tenebrosa”) protagonizada por Humphrey Bogart y Lauren Bacall, le posicionó en los primeros puestos de la lista de autores de género negro preferidos en Hollywood. Contratado por Warner firmó adaptaciones e historias originales sin demasiada fortuna: la mayoría de sus trabajos no fueron producidos para la pantalla.

En 1950 regresó a Filadefia, a casa de sus padres, adentrándose en los ambientes más siniestros de la ciudad. Fruto de la experiencia, las novelas de esa época fueron las más celebradas por la crítica. Entre ellas, Down There, de 1956, adaptada al cine por François Truffaut. Cuando en 1963 se estrenó la serie The Fugitive, Goodis denunció a la productora y a la cadena ABC acusándoles de haber plagiado su novela Dark Passage. El litigió duró años, debido al conflicto que se generó con los derechos de autor al haberse publicado la novela de manera seriada y sin copyright en el Saturday Evening Post. Finalmente, en 1970, tres años después de su muerte, el tribunal le dio la razón, provocando con esta sentencia la revisión de la ley de propiedad intelectual.

Charles Aznavour en un fotograma promocional de la película

La película

Segundo largometraje de Truffaut, gran lector de novela negra, el cineasta supo combinar con desparpajo y mucho sentido del humor las formas clásicas del cine de género con las tendencias que se atribuyeron los miembros de la nouvelle vague, dándole a la estructura narrativa y a la interpretación del reparto un toque naturalista que rompía con los esquemas de lo noir. Más profunda que la obra literaria en la que se basa pero aprovechando el ritmo y la picardía del texto original, Tirez sur le pianiste ofrece también varias de las inquietudes temáticas y estilísticas del director (el sexo, la figura femenina, la estructura narrativa, el poso que deja lo superfluo), que más tarde desarrollaría en las películas protagonizadas por el personaje Antoine Doinel adulto (la primera de las películas del ciclo Doinel fue anterior a esta) y en el resto de su filmografía. No muy bien recibida en su momento, tras las esperanzas que había despertado Truffaut después del éxito abrumador de Les quatre cents coups, la adaptación de Down There se sigue viendo como una propuesta fresca y simpática, un ejercicio caprichoso y libre, en el que destaca el uso de una fotografía en blanco y negro tosca y forzada hasta el límite, el montaje de Bouché-Decugis y la interpretación de Aznavour y Dubois, actor y actriz en estado de gracia.

José A. Muñoz

Etiquetas: David Goodis, Filmoteca Literaria, François Truffaut, Tirez sur le pianiste

Sobre el autor

José A. Muñoz

José A. Muñoz (Badalona, 1970), periodista cultural. Licenciado en Ciencias de la Información, ha colaborado en varias emisoras de radio locales, realizando programas de cine y magazines culturales y literarios. Ha sido Jefe de Comunicación de Casa del Llibre y de diversas editoriales.

¡Comparte este artículo!

Sin comentarios

Envía tu comentario