Revista de Letras

Filosofía de la minucia, de J. Jorge Sánchez

Filosofía de la minuciaFilosofía de la minucia. J. Jorge Sánchez
Bartleby Editores (Madrid, 2008)

Cuando una propuesta poética (y literaria, en general) va más allá del texto que presenta, se convierte en un juego para el lector. El lector puede aceptar o no el juego. Si lo acepta, deberá intentar conocer las reglas del juego y poner la mente en barbecho, porque todo puede ocurrir.

Me encantan estas propuestas poéticas, pero necesito encontrar el tiempo y el lugar adecuado para enfrentarme a ellas, para entrar en el laberinto y pulsar las claves que me lleven a descubrir todos los mensajes que el autor me quiere trasmitir.

Qué puedo decir de un libro que contiene decenas de voces de mujer y está escrito por un hombre; de un libro en el que cada una de sus poesías está  titulada con el nombre de una obra filosófica de un determinado pensador, y que el contendido de las misma comulga (o contradice) esa visión filosófica de la vida; de un libro que, aunando filosofía y poesía, muestra la verdad de la mujer de hoy; de un libro que va más allá de la propuesta literaria para intentar forjar una revolución moral y educacional que cambie la concepción actual del rol de la mujer “moderna”.

Puedo decir maravillas, puedo decir que he tardado mucho en desentrañar sus misterios, que he acudido una y otra vez a la Wiki para alumbrar mis escasos conocimientos filosóficos, y que, después, conocida la teoría, la satisfacción del descubrimiento ha sido enorme.

Puedo decir que, por paradójico que parezca, a veces es necesario que un hombre escriba desde el punto de vista de una mujer para decir lo que una mujer jamás diría del mundo que la rodea o del hombre con el que convive. Porque esta Filosofía de la Minucia, de J. Jorge Sánchez, es una disección de la mujer de hoy, de esa mujer trabajadora que llega a casa para seguir trabajando, de esa mujer timorata por temores telúricos inculcados desde la infancia, de esa mujer-dios que ordena en su casa el caos del mundo que la rodea, de esa mujer solitaria aún contando con familia, con hijos y marido que nunca se ponen en su lugar; de esa mujer sometida por obligaciones familiares fruto de costumbres ancestrales.

J. Jorge Sánchez nos muestra una realidad que todos conocemos, fundamenta esa realidad en herencias asumidas con comodidad por el, hasta ahora (¿hasta ahora?) sexo dominante (ver poemas “Diálogos: La República”, de Platón, “Confesiones”, de San Agustín; o “Fenomenología del espíritu”, de Hegel), y propone una nueva moral (como en “Fundamentación de la metafísica de las costumbres”, de Hegel), perder el miedo al cambio (“Investigaciones sobre el entendimiento humano”, de David Hume) y a las costumbres que hacen que incluso las propias mujeres obren contra ellas mismas (“Ética demostrada según el orden geométrico”, de Spinoza), para lograr un nuevo sistema educativo que sea en verdad tolerante e igualitario (“Emilio”, de Rousseau).

Este es el verdadero alcance de esta propuesta poética, pese a los miedos del autor de que todo no sea otra cosa que poesía, simple poesía, que, como la filosofía, no sirvan en verdad para cambiar nada, ni el mundo, ni la realidad diaria de la mujer (“Teoría de la acción comunicativa”, de Habermas, o “La filosofía y el espejo de la naturaleza”, de Richard Rorty) y bascule, a veces, entre la desesperanza de una situación asumida (“El principio Esperanza”, de Bloch) y la ilusión por el cambio, por una vida mejor (“Teoría estética”, de T.W. Adorno).

No es extraño, conozco a J. Jorge Sánchez, y nunca renunciaría a la íntima convicción de que la injusticia que la mujer de hoy soporta en el llamado primer mundo (y no digamos en el resto) se puede (y se debe) cambiar.

Este es, en resumen, un poemario comprometido, de estudio, en el que las voces de las mujeres representan no sólo una situación individual, sino una injusticia estructural y heredada de generación en generación, que hace al lector cómplice (el lector macho que decía Cortázar), al que acepta su juego, al que busca las cargas de profundidad que esconden cada verso, a ese lector le hace rumiar pensamientos sobre lo que acaba de leer.

Pensar y pensar.

Esteban Gutiérrez Gómez
http://ellaberintodenoe.blogspot.com/
http://bacovicious.blogspot.com/
http://alotroladodelespejorevista.blogspot.com/

Etiquetas: Bartleby Editores, Baruch Spinoza, David Hume, Ernst Bloch, Filosofía de la minucia, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, J. Jorge Sánchez, Jürgen Habermas, Jean-Jacques Rousseau, Julio Cortázar, Platón, Richard Rorty, San Agustín, T.W. Adorno

Sobre el autor

Esteban Gutiérrez Gómez

Esteban Gutiérrez Gómez (Madrid, 1963) es un escritor español. Imparte talleres de creación literaria especializados en narrativa breve (cuento, relato y microrrelato), es asesor literario de la "Revista Al Otro Lado del Espejo", dedicada en exclusiva a la narrativa breve e impulsor del "Manifiesto por el cuento"". Su blog El laberinto de Noé" está dedicado al mundo del relato. Autor de "El laberinto de Noé" (La Tierra Hoy, 2008) y de "El colibrí blanco" (EH. Editores, 2009).

¡Comparte este artículo!

1 Comentario

  1. Javier 12 julio 2009 at 21:17

    Este libro es extraordinario. Lo que no entiendo es cómo ha tenido tan escasa repercusión cuando se trata de una pequeña obra maestra.

Envía tu comentario