Revista de Letras

“Flores en la cuneta”, de Alejandro Céspedes

Flores en la cuneta. Alejandro Céspedes
XXV Premio Jaén de Poesía
Hiperión (Madrid, 2009)

Con Flores en la cuneta el poeta asturiano, afincado en Madrid, Alejandro Céspedes reflexiona, de manera magistral, sobre las contradicciones de la vida contemporánea y desarrolla, en un conjunto de textos de temática común, una serie de retratos a propósito de los accidentes de tráfico: con la idea del coche y la conducción, y su presencia machacona en la publicidad actual, como vértice sobre el que construir una poesía narrativa, múltiple en voces y significados. El automóvil, sin ninguna duda, se ha convertido en uno de los símbolos de la contemporaneidad, de la riqueza de las naciones y de su nivel de desarrollo (no es de extrañar que en italiano se le llame la macchina, ciertamente es la máquina por antonomasia) y también del estatus del individuo en la sociedad. Sin embargo, todos hemos sentido la desolación de ver esas flores en la cuneta que delimitan un lugar y un suceso de triste evocación; es aquí donde el poeta toma el punto de vista del accidentado, empaliza con él o, mejor aún, se multiplica y se convierte en el accidentado, en cada uno de los accidentados, también en los familiares y amigos del accidentado, y a cada uno de ellos les da voz.

Tampoco falta la ironía, pues cada uno de los textos lleva en el título un eslogan publicitario -la familiaridad con la leemos dichos frases y lo rápido que reconocemos su procedencia nos señala la importancia de la publicidad en nuestro imaginario colectivo- de los anuncios de automóviles, en el que la retórica de la publicidad –que, con frecuencia, se descubre al ver que da a entender lo contrario de lo que dice- contrasta terriblemente con el contenido de los poemas: la narración íntima, carnal, de la persona que ha sufrido un accidente. Asimismo y ahondando en las contradicciones de la sociedad actual, podemos ver cómo nuestras autoridades se ven en la necesidad de tomar medidas para evitar o reducir el número de accidentes (como la reducción de los límites de velocidad, multas, colocación de radares, mejoras en las carreteras, etc.), hacen campañas para fomentar el uso del transporte público, convierten la contaminación producida por los automóviles en cabeza de turco de la política medioambiental; pero que, igualmente, tiemblan cuando las grandes marcas de coches, con sus grandes fábricas que ocupan a miles de trabajadores, cifran una bajada en sus ventas y exigen medidas para promover la compra masiva de coches. Es decir que por un lado se penaliza el uso del automóvil y por otro nos incitan a que no dejemos de comprar nuevos modelos.

Todas estas irónicas contradicciones están reunidas, implícita o explícitamente, en Flores en la cuneta: el inventario publicitario de las marcas, el puzzle de la realidad que vivimos desde las circunstancias repetidas (de forma parecida a como Peter Greenaway en Death in the Seine recuperaba una a uno, hipnóticamente repetidos, los cadáveres de los fallecidos por diferentes causas en el río Sena durante el siglo XIX), de significado casi universal y que aquí el poeta reinventa desde el interior mismo del accidente, desde el pensamiento, la percepción y la vivencia del dolor, la pérdida, la extrañeza por lo sucedido, la extrañeza por uno mismo: la fragilidad de la existencia y, al fin, la muerte.

Agustín Calvo Galán
http://visualpoetry.blog.com.es/

Etiquetas: Alejandro Céspedes, Flores en la cuneta, Hiperión

Sobre el autor

Agustín Calvo Galán

Agustín Calvo Galán (Barcelona, 1968) ha publicado 'Letras transformistas', una selección de sus poemas conceptuales y visuales (2005), 'Otra ciudad' (libro objeto, 2006), 'Poemas para el entreacto' (2007) y 'A la vendimia en Portugal' (2009). Su obra como poeta visual ha sido recogida en varias antologías especializadas.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario