Revista de Letras

Gatos y Ratones (I): Comisario Jules Maigret

Lo más seguro es que en Europa no exista otro inspector de policía tan valorado y querido como Maigret, Jules Maigret, al que me tocó entrevistar por encargo en Loiret, donde vive tras su jubilación . Por allá por principios del siglo pasado, año 1913, vemos a este perspicaz detective resolver su primer caso y comenzar una carrera prodigiosa como policía. Esa manera tan suya de resolver los casos le llevó a ocupar el cargo de Comisario Jefe.

Por lo que cuenta sobre su “olfato”, sobre su método, Maigret se mete en la vida y la mente de los criminales, de las víctimas; y es, en un sentido, un adelantado a su tiempo en lo que se refiere a las ciencias criminológicas: la victimología, los perfiles psicológicos, los perfiles geográficos… Maigret fue un maestro, lo cual él recibe sin mucho alborozo y fumando con tranquilidad su pipa de siempre.

Le preguntamos por su relación con el escritor Georges Simenon, gran amigo suyo ya fallecido y al que conoció una mañana gris del año 1927 ó 1928, no sabe o no quiere precisarnos, Jules Maigret. Dice que era un jovencito muy seguro de sí mismo que le propuso a su por entonces jefe Xavier Guichard, la posibilidad de tomarle a él como modelo para preparar una serie de novelas sobre la policía. “Yo sólo echaba miraditas de reojo al joven; -nos cuenta con ojos brillantes- debía de tener veinticuatro años, era delgado, con el pelo casi tan largo como el de mi jefe, y puedo decir que no parecía dudar de nada, y mucho menos de sí mismo”.

A lo largo de muchos años, no sólo él sino también su mujer, la encantadora Louise Leonard (que nos sirvió unas pastitas riquísimas) tuvieron con el escritor belga una muy estrecha relación. Le conocían bien y lamentaron mucho su muerte. Desde que se jubiló en 1956 tuvieron mucho más tiempo de conocerse y hablar de tantas y tantas cosas. Cuando le preguntamos a Maigret, en presencia de su mujer, por lo que se comenta sobre las miles de mujeres a las que Simenon les hizo el amor, contesta con una sonrisa pícara y casi seductora: “reconozcamos con Guide que era un gran escritor y ya sabe usted como son los escritores”. Louise sonríe sin sonrojarse como escondiendo un secreto.

“En sus Memorias parece usted ajustarle algunas cuentas a su amigo…” (Intento pincharle) “¡Para nada!”, responde muy serio y con un rictus de contención, de cierta incomodidad: “le quisimos mucho pero yo necesitaba aclarar algunas cosas, ajustar ciertas verdades”. Madame Maigret se ríe al oír lo solemne que se pone su marido cuando oye la palabra ‘Memorias’: “ya le he dicho mil veces que lo que no veo tanta diferencia entre lo que él escribió y lo que escribió Georges. Maigret, una vez más, pone cara de pocos amigos.
“Después de más de setenta casos, Simenon y yo terminamos pareciéndonos mucho y su personaje basado en mí al final se acercó mucho a quien yo era o quise ser. Por eso me aventuré a escribir mis Memorias, para que la verdad no se confundiera con la verosimilitud”. Dicho esto comenzamos a despedirnos, tenía otra visita, la de un tal Pierre Assouline que andaba buscando, según Maigret, datos sobre la vida de Georges Simenon. Decía que estaba escribiendo su biografía. “Al final me van a terminar convirtiendo en personaje”, dijo estrechando mi mano y sonriendo. Os aseguro que, en ese instante, le comprendí perfectamente.

Pedro Crenes Castro
http://senderosretorcidos.blogspot.com

Datos biográficos

Jules Maigret nació en 1887 en Saint-Fiacre, hijo único de un modesto matrimonio. Su madre falleció en 1895 durante un parto. Su padre, Evaristo, decide ingresarle en el internado de Moulins, centro en el que permanece hasta 1904, cuando muere su progenitor, y sus tíos deciden acogerle. Inició los estudios de medicina en la Universidad de Nantes en 1907 pero, un año más tarde, al fallecer su tía, abandona la carrera y se traslada a París, alojándose en una pensión de la Rive Gauche y consiguiendo trabajo  en una pequeña comisaría gracias a la intervención de su vecino, el inspector Jacquemain.  Comienza a participar en las rondas de vigilancia por las calles del distrito (a pie o en bicicleta, nunca condujo vehículos a motor) y como agente administrativo, hasta que pasa a ser admitido como secretario en la comisaría de Saint-Georges. En 1913 contrae matrimonio con la joven alsaciana Louise Leonard, a quien conoció a través de un amigo y con la mantuvo un corto noviazgo. Juntos vivieron durante largos años en el número 132 del Boulevard Richard Lenoir. La pareja tuvo una hija que falleció al nacer. A los pocos meses de casado, consigue ser ascendido a inspector de la brigada especial de la Policía Judicial a través de su superior, Xavier Guichard, tras haber resuelto con especial tino el célebre caso de la mansión propiedad de los dueños de los tostaderos Balthazar. Su brillante carrera propició que llegara a ocupar el cargo de comisario en 1928. Tras más de un centenar de éxitos y algunos fracasos, recogidos todos en novelas y cuentos por el escritor belga George Simenon desde 1931, el comisario Maigret se jubiló a los sesenta y nueve años, trasladándose junto a su esposa a una casa residencial que adquirieron en 1953 en Meung sur Loire.

La técnica de Maigret se basaba, principalmente, en la observación. Maduro, reflexivo, aplica diferentes métodos de investigación dependiendo del crimen, los sospechosos y las circunstancias. Es el creador del “déclic”, un recurso envidiado por el resto de la profesión. Se trata de ese momento en el que, una vez ha conocido todo los pormenores del caso y ha seguido e interrogado a los involucrados, logra pensar como ellos, lo que le facilita la resolución del crimen.En muchas ocasiones, se apoya en compañeros del cuerpo de polícia, especialmente en casos que le obligan a desplazarse fuera de su jurisdicción, demostrando más afinidad con policias jóvenes, a quienes puede servir de ejmplo actuando en una relación más próxima a la paterno-filial. Su peculiar y afable aspecto (1’80 de altura, 100 kg. de peso) casaba con el carácter hogareño que no le impedía visitar a menudo las tabernas para degustar un buen vino o una refrescante cerveza. Como otros compañeros de profesión, fumaba en pipa, usaba sombrero y se cubría con el típico abrigo o chubasquero.

En Delfzijl, localidad donde transcurre la primera de las novelas que escribió George Simenon protagonizada por Maigret, se erigió en 1966 una estatua, obra de Pieter d’Hont, dedicada al comisario más famoso del noir.

(Fuentes: Rayos C en la oscuridad; Mis detectives favoritos; Sedipedia; wikipedia)

Los casos de Maigret

(Nota: Los años corresponden a los de la publicación de las obras literarias).

Novelas

Pietr el letón (Pietr-le-Letton) (1931); El difunto filántropo (M. Gallet décédé) (1931); El ahorcado de la iglesia (Le pendu de Saint-Pholien) (1931); El asesino del canal (Le charretier de la Providence) (1931); La cabeza de un hombre (La tête d’un homme (L’homme de la Tour Eiffel) (1931); El perro canelo (Le chien jaune) (1931);  La noche de la encrucijada (La nuit du carrefour) (1931); Crimen en Holanda (Un crime en Hollande) (1931); La taberna del puerto (Au rendez-vous des Terre-Neuves) (1931); La bailarina del «Gai-Moulin» (La danseuse du Gai-Moulin) (1931); La amargura del condenado (La guinguette à deux sous) (1932); El puerto de las brumas (Le port des brumes) (1932); La sombra chinesca (L’ombre chinoise) (1932); El caso Saint-Fiacre (L’affaire Saint-Fiacre) (1932); Entre los flamencos (Chez les Flamands) (1932); El loco de Bergerac (Le fou de Bergerac) (1932); Liberty bar (Liberty Bar) (1937); La esclusa número uno (L’écluse no. 1) (1933); Maigret (Maigret) (1934); Los sótanos del Majestic (Les caves du Majestic) (1939); La casa del juez (La maison du juge) (1940); Cecile ha muerto (Cécile est morte) (1940); Firmado Picpus (Signé Picpus) (1941); Una extraña sirvienta (Félicie est là) (1941); El inspector cadáver (L’Inspecteur Cadavre) (1941); Maigret se enfada (Maigret se fâche) (agosto de 1945); Maigret en Nueva York (Maigret à New York) (marzo de 1946); Las vacaciones de Maigret (Les vacances de Maigret) (noviembre de 1947); Maigret y su muerto (Maigret et son mort) (Diciembre de 1947); La primera investigación de Maigret (La première enquête de Maigret, 1913) (1948); Mi amigo Maigret (Mon ami Maigret) (febrero de 1949); Maigret en Arizona (Maigret chez le coroner) (julio de 1949); Maigret y la anciana (Maigret et la vieille dame) (diciembre de 1949); La amiga de Madame Maigret (L’amie de Mme. Maigret) (diciembre de 1949); Las memorias de Maigret (Les mémoires de Maigret) (septiembre de 1950); Maigret en el Picratt’s (Maigret au « Picratt’s ») (diciembre de 1950); Maigret en la pensión (Maigret en meublé) (febrero de 1951); Maigret y la Espingarda (Maigret et la grande perche) (mayo de 1951); Maigret, Lognon y los gángsters (Maigret, Lognon et les gangsters) (septiembre de 1951); El revólver de Maigret (Le revolver de Maigret) (junio de 1952); Maigret y el hombre del banco (Maigret et l’homme du banc) (1953); Maigret tiene miedo (Maigret a peur) (marzo de 1953); Maigret se equivoca (Maigret se trompe) (agosto de 1953); Maigret en la escuela (Maigret à l’école) (diciembre de 1953); Maigret y la joven muerta (Maigret et la jeune morte) (enero de 1954); Maigret y el caso del ministro (Maigret chez le ministre) (agosto de 1954); Maigret y el cuerpo sin cabeza (Maigret et le corps sans tête) (enero de 1955); Maigret tiende un lazo (Maigret tend un piège) (julio de 1955); Un fracaso de Maigret (Un échec de Maigret) (marzo de 1955); Maigret se divierte (Maigret s’amuse) (septiembre de 1956); Maigret viaja (Maigret voyage) (agosto de 1957); Los escrúpulos de Maigret (Les scrupules de Maigret) (diciembre de 1957); Maigret y los testigos recalcitrantes (Maigret et les témoins récalcitrants) (1958); Una confidencia de Maigret (Une confidence de Maigret) (mayo de 1959); Maigret en la audiencia (Maigret aux assises) (noviembre de 1959); Maigret y los ancianos (Maigret et les vieillards) (junio de 1960); Maigret y el ladrón perezoso (Maigret et le voleur paresseux) (enero de 1961); Maigret y las buenas personas (Maigret et les braves gens) (septiembre de 1961); Maigret y el cliente del sábado (Maigret et le client du samedi) (febrero de 1962); Maigret y el extraño vagabundo (Maigret et le clochard) (mayo de 1962); La furia de Maigret (La colère de Maigret) (junio de 1962); Maigret y el fantasma (Maigret et le fantôme) (junio de 1963); Maigret se defiende (Maigret se défend) (julio de 1964); La paciencia de Maigret (La patience de Maigret) (marzo de 1965); Maigret y el caso Nahour (Maigret et l’affaire Nahour) (febrero de 1966); El ladrón de Maigret (Le voleur de Maigret) (noviembre de 1966); Maigret en Vichy (Maigret à Vichy) (septiembre de 1967); Maigret vacila (Maigret hésite) (enero de 1968); El amigo de la infancia de Maigret (L’ami d’enfance de Maigret) (junio de 1968); Maigret y el asesino (Maigret et le tueur) (abril de 1969); Maigret y el mayorista de vinos (Maigret et le marchand de vin) (septiembre de 1969); La loca de Maigret (La folle de Maigret) (mayo de 1970); Maigret y el hombre solitario (Maigret et l’homme tout seul) (febrero de 1971); Maigret y el confidente (Maigret et l’indicateur) (junio de 1971); Maigret y Monsieur Charles (Maigret et Monsieur Charles) (febrero de 1972).

Cuentos

Un error de Maigret (Une erreur de Maigret) (1938); El enamorado de la señora Maigret (L’amoureux de Madame Maigret) (1938); Stan, el asesino (Stan le tueur) (1938); La posada de los ahogados (L’Auberge aux noyés) (1938); La pinaza de los ahorcados (La péniche aux deux pendus) (1938); El caso del Boulevard de Beaumarchais (L’affaire du Boulevard Beaumarchais) (1938); La ventana de enfrente (La fenêtre ouverte) (1938); El Señor Lunes (Monsieur Lundi) (1938); Jeumont, 51 minutos de parada (Jeumont, 51 minutes d’arrêt) (1938); Los goterones de cera (Les larmes de bougie) (1938); Rue Pigalle (Rue Pigalle) (1938); La anciana señora de Bayeux (La vieille dame de Bayeux) (1938); La Estrella del Norte (L’Étoile du Nord) (1938); Tempestad sobre la Mancha (Tempête sur la Manche) (1938); Mademoiselle Berthe y su amante (Mademoiselle Berthe et son amant) (1938); (L’improbable Monsieur Owen) (1938) – No editado en lengua castellana: (Ceux du Grand Café) (1938)- No editado en lengua castellana; El notario de Chateauneuf (Le notaire du Châteauneuf) (1938); El hombre de la calle (L’Homme dans la rue) (1939); Maigret en la subasta (Vente à la bougie) (1939); (Menaces de mort) (1942) – No editado en lengua castellana; La pipa de Maigret (La pipe de Maigret) (junio de 1945); El testimonio del monaguillo (Le témoinage de l’enfant de chœur) (1946); El cliente más obstinado del mundo (Le client le plus obstiné du monde) (mayo de 1946); Maigret y el inspector sin suerte (Maigret et l’inspecteur malgracieux) (mayo de 1946); No se mata a los pobres tipos (On ne tue pas les pauvres types) (agosto de 1946); Pena de muerte (Sous peine de mort) (noviembre de 1946); La agitada navidad de Maigret (Un Noël de Maigret) (mayo de 1950).

Éditions Claude Lefrancq publicó una colección de 5 cómics dedicados al personaje, adaptando otros tantos casos. Los guiones fueron elaborados por Odile Reynaud y las ilustraciones por Philippe Wurm y Frank Brichau. Los dos primeros álbumes se publicaron en castellano y catalán a través de Ediciones Junior (1993).

Maigret et son mort (1992); Maigret tend un piège (1993); Maigret chez les Flamands (1994); Maigret et la danseuse du Gai Moulin (1994); Maigret et le corps sans tête (1997).

(Fuente: Wikipedia)

Adaptaciones cinematográficas y televisivas

Jules Maigret ha sido uno de los personajes más veces llevados al cine y a la televisión. Actores como Pierre Renoir, Charles Laughton, Richard Harris o Michael Gambon han encarnado al comisario. Pero, sin duda, el más recordado es Jean Gabin.

Los archivos de Maigret

Descripción de Jules Maigret escrita por George Simenon y dirigida a un productor cinematográfico (ver pdf)
Fuente: Eliseo Martínez H.

*******************************

George Simenon entrevistado por Gérard Pelletier en el programa Premier Plan Radio-Canada (6 de marzo de 1960) (V.O.)

Etiquetas: Gatos y Ratones, George Simenon, Jules Maigret

Sobre el autor

Pedro Crenes Castro

Pedro Crenes Castro (Panamá 1972). Escribe novela y cuento. Colabora habitualmente en el suplemento cultural "Día D" del periódico panameño El Panamá América y la Revista Literaria Maga entre otros medios. En España en Panfleto calidoscopio, La Biblioteca Imaginaria y El Placer de la Lectura.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario