Revista de Letras

Hierba mora

6 noviembre 2008 Críticas

Hierba mora
Teresa Moure
Lumen 2005

Hierba mora se inicia permitiéndonos el acceso ni más ni menos que a los íntimos pensamientos de la reina Cristina de Suecia. Así es como Teresa Moure, desde la primera página de su libro, nos introduce en el universo de la feminidad, pero cuidado, no vayamos a creer que este es un libro de lectura principalmente para mujeres porque no es así; la feminidad que Teresa Moure describe a lo largo de las páginas de esta obra es una a la que no estamos muy acostumbrados. En efecto el universo íntimo de Cristina de Suecia, la que fue reina de los protestantes en el siglo XVII, uno de los personajes más controvertidos de la historia, no tiene nada de banal ni de convencional y tiene mucho que ver con los pensamientos y los sentimientos de un ser humano apasionado que anhela ser y sentirse libre en un mundo que se empeña en someterlo y encasillarlo todo.

El retrato de las inquietudes de esta reina inicia una historia protagonizada por tres mujeres con vidas muy distintas. El tema de la historia se centra en la relación que cada una de ellas por separado mantiene con el filósofo Descartes. Maria Cristina de Suecia y Hélène Jans en vida de dicho autor en el siglo XVII, e Inés Andreade como estudiante de sus obras en nuestros días. Sin embargo, algo mucho más profundo que la admiración por este filósofo y su obra es lo que en realidad une a nuestras tres protagonistas, pues el eje de la acción de esta novela se encuentra en la voluntad de darnos a conocer la posibilidad que tiene toda mujer de proporcionar una óptica sobre los problemas distinta a la masculina, sobre la cual se ha asentado la sociedad desde sus orígenes hasta hoy. Esta obra es un alegato, una invitación a ver la vida, a leer la historia desde un lugar diferente al de los valores del patriarcado que es a lo que estamos habituados.

Es sin duda el personaje de Hélène Jans el más cuidado de toda la novela, el que mejor encarna el intento de Teresa Moure por rescatar la historia anónima y escondida de las mujeres. Con un espíritu anárquico y libre y poseedora de una sabiduría alternativa a la académica pero igualmente valiosa, la figura de la bruja que domina un conocimiento originalmente femenino y perseguido y castigado por las autoridades de la época, demuestra cómo las mujeres apasionadas como ella, a pesar de estar condenadas al fracaso a lo largo del tiempo, han sabido vivir, aprender, disfrutar en un entorno hostil que se empeña en retratar su ausencia.

Bajo el nombre de hierba mora, se entretejen formando un patchwork de unas cuatrocientas páginas desde fragmentos de ensayos filosóficos y borradores de poemas, hasta correos electrónicos, pasando por un listado de conjuros para atraer amantes, cartas, apuntes, máximas morales y recetas del saber de las plantas para curar los dolores que afectan a las mujeres; todo un amalgama de atrevida pasión y conocimiento femenino que a lo largo de la historia ha compartido con el nombre de esta obra la mala fama de tóxico.

María Teresa Moure Pereiro nacida en Monforte en 1969, es doctora en Lingüística y ejerce la docencia en las Facultades de Filosofía y Filología de la Universidad de Santiago de Compostela. Su carrera como escritora empieza en 1977 con el ensayo: La alternativa no discreta en lingüística: una perspectiva histórica y metodológica. A esta obra le siguen otras dos también dentro de este género – en 2001, Universales del lenguaje y linguo-diversidad y en 2002, La lingüística en el conjunto del conocimiento : una mirada crítica. En 2004 gana sus dos primeros premios literarios el Premio Lueiro Rey y el Premio Arzobispo San Clemente por la novela A xeira das árbores (publicada en la editorial Sotelo Blanco), y también el Premio Ramón Piñeiro de Ensayo por Outro idioma é posible (publicado en la editorial Galaxia). A partir de esta fecha, arranca su reconocimiento público en el mundo de lo académico y literario en nuestro país.

As palabras das fillas de Eva un ensayo (publicado en la Editorial Galaxia), resulta finalista del Premio Ramón Piñeiro de ensayo de 2005 pero, es con su novela Herba moura, escrita ese mismo año (publicada por Edicións Xerais) y ganadora de los premios Xerais de novela, el Premio Aelg y el Premio de la Crítica de narrativa gallega, con la que esta autora alcanza el reconocimiento internacional. Esta obra es traducida al catalán, español, rumano, italiano, portugués y neerlandés. Pero Teresa Moure no solamente destacará en novela y ensayo sino que además en 2007 es ganadora del  Premio Rafael Dieste de teatro por su pieza Unha primavera para Aldara. De esta misma fecha son también sus dos novelas Benquerida catástrofe y A casa dos Lucarios (publicadas ambas en Edicións Xerais).

Etiquetas: Hierba mora, Lumen, Premio Rafael Dieste, Premio Ramón Piñeiro, Susana Molero, Teresa Moure

Sobre el autor

¡Comparte este artículo!

1 Comentario

  1. isabelbarcelo 12 febrero 2010 at 19:45

    Cuando leí este libro quedé absolutamente fascinada por él. Me identifico plenamente con el universo femenino que crea/recrea esta autora y nos enseña tanto de la vida y de nosotras mismas. Saludos cordiales.

Envía tu comentario