Revista de Letras

John Verdon: “El principal objetivo era que la novela le gustara a mi mujer”

6 diciembre 2010 Entrevistas

Se convirtió en el gran éxito del verano. Continuó en otoño. Y, posíblemente, también será uno de los libros de estas próximas navidades. Sé lo que estás pensando (Roca Editorial) es la primera novela de John Verdon, un veterano publicista que, ya retirado, se puso a escribir la que, para muchos, es la mejor novela de misterio de los últimos años. La gran habilidad que ha demostrado para crear una trama adictiva y la sabia utilización de la intriga psicológica, han provocado el entusiasmo entre los lectores que ya demandan la continuación (se publicará en la primavera de 2011).

Lo sucedido con tu novela es de auténtica locura…

Cuando sucede algo así, lo primero que se te pasa por la cabeza es preguntarte “¿Por qué no lo hice antes?” (risas). Pero en mi caso, me doy cuenta que hubiera sido imposible hace treinta años. No hubiera salido de la misma manera. Tenía que jubilarme para lograrlo.

Pero algo tendrías escrito…

Cuentos. Envié algunos al The New Yorker, que era y sigue siendo la publicación por excelencia para cuentos, pero me los rechazaban. No era el momento, debían ser horribles.

¿De qué trataban?

Mmmm… Eran muy sencillos, descripciones sentimentales de mi niñez, la mayoría…

¿Y qué pasó? ¿Cómo te metiste a escribir Sé lo que estás pensando?

Bueno, me jubilé hace quince años y, ya sabes, no trabajar te deja mucho tiempo libre. Empecé a  diseñar y construir muebles de madera que regalaba a mis hijos, algunos los llegué a vender… Y, finalmente, mi mujer me animó a volver a escribir recordándome que hacía años me gustaba. Comencé planteándome dos retos: lograr acabar la novela y que le gustara a mi mujer. Ese era el principal objetivo, que a mi mujer, a mis hijos y a mis nietos les pareciera buena. Lo logré y me animaron a presentarla a alguna editorial. Contraté a una agencia y en dos semanas me respondieron y firmé para publicarla.

Lo de crear muebles de madera tiene su lógica si buscamos el paralelismo con la construcción de una novela.

Ahora que lo dices sí, es muy similar. Me gusta la idea. Creo que se me dan bien ambas cosas porque tiendo a pensar de manera genérica y a partir de ahí voy armando las piezas.

¿Y cómo utilizas esa estrategia al elaborar la trama?

Bueno, primero pienso en las situaciones de manera general. Y luego me dedico a los detalles, como la construcción de la carta, las pisadas en la nieve que desaparecen sin que nadie sepa el porqué ni el cómo…

Que David Gurney y Madeleine sean, practicamente, tu alter ego y el de tu esposa, ¿ha hecho más fácil la creación de los personajes?

En cierta manera sí, se hace más cómodo asignar las características de alguien a quien conoces muy bien. La manera de actuar y de pensar de David son idénticas a las mías. En el caso de Madeleine, quiero dejar claro que mi mujer es mucho más dulce…

Me gusta que la novela esté ambientada en una zona rural del Estado de Nueva York. Nos remite a un entorno típico de la novela negra clásica al que últimamente parece que se le tiene olvidado.

Es la zona en la que vivo. Residí en la ciudad de Nueva York hasta que me jubilé. Y procuré ser lo más realista que pude. El paisaje que describo es el que veo cada mañana desde mi ventana.

John Verdon (Foto: Roca Editorial)

Has aceptado completar una trilogía con estos personajes (Roca Editorial ya ha comprado los derechos para la segunda entrega), algo que no tenías previsto en un principio.

No tenía ni idea de lo que iba a pasar con el libro; por supuesto, me he animado a seguir con David y Madeleine…

Pero ya se firmó contrato para la continuación incluso antes de que fuera publicada.

Sí, pero eso no produjo ningún cambio en la novela, excepto por un consejo que me dio mi agente: Que el final fuera más feliz, ya que el original era muy oscuro, muy duro. Por lo demás, no tuve intenciones comerciales, ha resultado ser una carambola. Y reconozco que me divierte retomar a los personajes y retarme de nuevo con otro caso.

Respecto a lo del final sombrío, la carga emocional de David, esa experiencia que le pesa durante toda la novela, le hace un personaje muy triste, lo que le da una profundidad muy marcada.

Pues tendrías que haber leído el primer borrador… (risas).

¿Has consultado con la policía, para describir con fidelidad los procedimientos oficiales?

Visité el laboratorio policial del Estado de Nueva York para saber cómo se hacen las pruebas forenses y hablar con la gente que trabaja alli. También eché mano del libro de la Academia de Policía, un manual que enseña cómo se realizan las investigaciones. Para los próximos libros tendré el asesoramiento de mi hijo, que es sargento de policía.

¿Cómo? ¿Tu hijo pertenece al cuerpo de policía y no le consultaste?

No… (risas).

¿Y no se enfadó?

No. Esta primera novela me la tomé como un entretenimiento. No quise que representara un trabajo para mi familia.

He leído que eres un gran lector de novela negra…

Tengo un gusto intenso pero muy limitado. O sea, me gustan pocos autores, pero con entusiasmo. Entre mis favoritos está Reginald Hill, un tipo que ha conseguido escribir veintidós novelas con la misma pareja protagonista…

¿Es el ejemplo a seguir?

No… ¡No! (risas). Escribe de manera muy elegante… También me gusta Elmore Leonard. No le sigo tanto. Más que novelas de misterio, escribe sobre criminales.

Como profesional de la publicidad, ¿has estado tentado en aportar ideas o participar en la creación de la promoción de tu libro?

Para nada. Después de treinte y tres años dedicado a eso, no quiero volver a saber nada de publicidad. Cero (risas).

José A. Muñoz

Etiquetas: John Verdon, Roca Editorial, Sé lo que estás pensando

Sobre el autor

José A. Muñoz

José A. Muñoz (Badalona, 1970), periodista cultural. Licenciado en Ciencias de la Información, ha colaborado en varias emisoras de radio locales, realizando programas de cine y magazines culturales y literarios. Ha sido Jefe de Comunicación de Casa del Llibre y de diversas editoriales.

¡Comparte este artículo!

1 Comentario

  1. Marita 28 octubre 2012 at 18:11

    Realmente nos gustó mucho este libro, tanto como el segundo”No abras los ojos” Ya pronto compraremos el siguiente y ojalá este autor siga escribiendo. Es increíble!!!!

Envía tu comentario