Revista de Letras

“LARVA seguido de CERCA”, de Pilar Fraile Amador

LARVA seguido de CERCALARVA seguido de CERCA.
Pilar Fraile Amador
Amargord (Colmenar Viejo, Madrid, 2012)

La colección Transatlántica, dirigida por Juan Soros, de la editorial Amargord, viene publicando algunos libros dobles, libros que contienen dos obras poéticas de un mismo autor, utilizando la curiosa fórmula de componer un único título con el nombre de ambos poemarios; así, tras un título tan enigmático como LARVA seguido de CERCA descubrimos un libro compuesto por dos obras de Pilar Fraile Amador, poeta salmantina afincada en Madrid. Indudablemente, resulta un hallazgo feliz unir dos obras diferentes, pues nos permite presenciar un diálogo o un juego de extraordinarias posibilidades estilísticas e interpretativas a la luz del desarrollo que cada autor da a su quehacer poético.

Pero, vayamos por partes. En primer lugar, “Larva” resulta una obra intimista en la que Pilar Fraile escribe desde y/o hacia un hondo interior, y nos plantea su propia regeneración personal, también regeneración poética, a través de la fragilidad de una búsqueda implícita en los ciclos biológicos o naturales y encaminada hacia una purificación ritual de la existencia y, consagrándola, poder preservar su continuidad. Desde el primer poema, la poeta se abre a la naturaleza como conciencia de reinvención:

con estas manos de

preciso animal hago

leña de mi nombre

y espero la simiente

En cada uno de los poemas Pilar Fraile nos propone un ritual compuesto por pequeños gestos que se van transformando en la contemplación de su propio ser; también en autodestrucción para conseguir extraer de las ruinas un nuevo armazón sobre el que sustentarse, donde el yo poético de la autora se refleja en un tú corporal, animal, orgánico que se va inventando en un tiempo y en un espacio muy determinados: en la secuencia simbólica que trascurre entre la muerte y la germinación. Por otro lado, va creando tensión e intensidad desde la unión de aparentes inconexiones, textuales o semánticas, que atrapan, más allá de toda metáfora, antítesis o desconcierto, la atención del lector, pues consigue conexiones inesperadas y luminosas, al igual que las neuronas se unen gracias a la sinapsis, como si de auténticos impulsos nerviosos se tratara.

La poeta recrea un mundo germinador ya desde el título, pues la larva, como la semilla, pero en este caso desde un punto de vista animal, resulta una metáfora perfecta del esfuerzo por asumirse, crearse y ser en la transformación.

En segundo lugar, “Cerca” es una obra en la que el yo protagonista se convierte en un nosotros, en una colectividad inclusiva, en un organismo como entidad social. Aquí los poemas tienen forman de prosas breves y se desarrollan con cierta narratividad, con circunstancias y un desarrollo temporal muy marcado, y donde la naturaleza aparece de nuevo, pero desde otro punto de vista, ahora en la asunción de la crueldad natural, en la que el hombre se relaciona con la naturaleza desde una colectividad única, y lucha y es continuidad gracias a la delimitación que el orden natural impone.

Todo ello centrado o cercado en un ámbito onírico en el que se van desarrollando vivencias de un mundo rural, antiguo y telúrico, de un lugar colectivo vivido con la avidez de la infancia, de un pasado recuperado con cierto sabor cruel, escatológico y agridulce, y que hace de la memoria un campo abonado también para el surrealismo:

(…) las piernas se estrechan debajo de nosotros como cuerpos de pez

Al fin, el diálogo que el libro propone entre ambas obras hace que las palabras toman un rol protagonista y jueguen con todos sus posibles significados, pero no para debilitar o diluir el sentido de lo escrito, sino para reforzar y crear un camino nuevo, de semántica propia, desligado de ataduras gramaticales o sintácticas, que la poeta consigue con una admirable contención expresiva, exenta de cualquier ornamento innecesario, construyendo imágenes poderosas, metáforas de una belleza natural y poco común, como por ejemplo:

(…) donde las mujeres vuelven a hacer de la muerte algo comestible

Y es que la muerte como regeneradora de vida es el gran espectáculo de destrucción y edificación que nos ofrece la naturaleza y que Pilar Fraile sabe interiorizar, recrear y transformar poéticamente en estas dos sugerentes obras.

Agustín Calvo Galán
http://proyectodesvelos.blogspot.com

 

Etiquetas: Amargord Ediciones, LARVA seguido de CERCA, Pilar Fraile Amador

Sobre el autor

Agustín Calvo Galán

Agustín Calvo Galán (Barcelona, 1968) ha publicado 'Letras transformistas', una selección de sus poemas conceptuales y visuales (2005), 'Otra ciudad' (libro objeto, 2006), 'Poemas para el entreacto' (2007) y 'A la vendimia en Portugal' (2009). Su obra como poeta visual ha sido recogida en varias antologías especializadas.

¡Comparte este artículo!

Sin comentarios

Envía tu comentario