Revista de Letras

Macbeth, o la historia del pánico

8 febrero 2011 Teatro

Shakespeare x4 – Macbeth. William Shakespeare
Dirección y adaptación: Carles Fernández Giua
Traducción: Salvador Oliva
Intérpretes: Dani Arrebola, Jordi Brunet, Marc Garcia Coté, Laia Martí i Pau Sastre
Espacio escénico y diseño de video: Eugenio Szwarcer
Vestuario: Lluna Albert
Diseño de sonido: José Antonio Gutiérrez – Guti
Iluminación: Luís Martí
Sala Andy Warhol – Nau Ivanow (Barcelona), hasta el 13 de febrero de 2011

Macbeth y el miedo. Macbeth y la ambición. Macbeth y la corrupción política. Todo suena tan actual que siempre es de agradecer que se relea, desde hoy y para hoy, el clásico de William Shakespeare. Ésa es la propuesta del director Carles Fernández Giua que, con la compañía ‘La Conquesta del Pol Sud’, ofrece una versión contemporánea, hasta el 13 de febrero, en la Nau Ivanow.

La profecía. Las brujas dibujan al barón de Glamis como el futuro rey de Escocia. Pero éste, alentado por su mujer, prefiere el camino corto. Por ello, urde el asesinato de Duncan, el monarca bondadoso que ha puesto toda su confianza en él, y teje una conspiración para inculpar al hijo. Pero su amigo Banquo sospecha de la traición y también acabará degollado.

Foto: Nau Ivanow

La puesta en escena de Fernández Giua es contemporánea, sí, pero huye de efectismos y parafernalias varias. Demasiado teatro cae rápidamente en los fuegos artificiales, que no siempre son necesarios. En este caso, es todo lo contrario, y la mayoría de actores interpretan a tres o cuatro personajes, en un ejercicio más que loable. La dirección artística es, seguramente, el mayor acierto de la obra, en la que Dani Arrebola, Jordi Brunet, Marc García Coté, Laia Martí y Pau Sastre dan vida, en un sólido trabajo, a esta historia de sangre, secretos y ambiciones.

El escenario, en forma de T, es una plataforma negra – ideada por Eugenio Szwarcer -, sin adornos, sin lenguajes que puedan despistarnos. Sólo una pared de tela, que sirve de proyector y de puerta hacia lo que se explica pero no se muestra, es el instrumento narrativo que va más allá de la palabra. Y es que este Macbeth, que apuesta por el actor y el verbo, es un regalo para aquellos que crean que la musicalidad del teatro ya es suficiente para conmover y hacer reflexionar, al mismo tiempo. Estamos sentados ante los personajes, y escuchamos a Shakespeare, por fin. El baile de dagas para ocupar el sillón del poder está acompañado de una poética que nos muestra la locura en toda su crudeza. Es una huida hacia delante, un forzar la cuerda del destino que, convertido en un río desbordado, corre irremediablemente hasta el naufragio.

(…)

Sigue leyendo en

Albert Lladó
www.albertllado.com


Etiquetas: Carles Fernández Giua, Macbeth, Nau Ivanow, Shakespeare X4, William Shakespeare

Sobre el autor

Albert Lladó

Albert Lladó (Barcelona, 1980) es licenciado en Filosofía (UB), posgrado en Periodismo de Proximidad (UAB) y máster en Estudios Comparados de Literatura, Arte y Pensamiento (UPF). Se ha formado en Dramaturgia en el Obrador (Sala Beckett) y en el Seminario Internacional Panorama Sur (Buenos Aires). Ha publicado los libros de relatos 'Podemos estar contentos' y 'Cronopios propios', el ensayo 'Encuentros fortuitos', la recopilación de entrevistas 'Paraules', el libro de aforismos 'La realidad es otra', y la novela 'La puerta'. En la actualidad, es coordinador de la sección de Cultura de 'LaVanguardia.com', escribe regularmente en el suplemento 'Cultura/s', es editor de 'Revista de Letras', y director académico de la Escuela de Periodismo Cultural.

¡Comparte este artículo!

Sin comentarios

Envía tu comentario