Revista de Letras

Nocilla Dream

22 agosto 2008 Críticas

Agustín Fernánez Mallo
Editorial  CANDAYA
217 Pags.

Podríamos decir que lo que me ha llevado a escoger esta novela han sido tanto los recuerdos que aromatizan la palabra ‘nocilla’ como el hecho que fue escogida como mejor novela del 2006 por la revista literaria “Quimera” dando lugar a la ya manoseada generación nocilla. Le siguió Nocilla Experience (Alfaguara que comentaremos el próximo número) y finaliza la trilogía Nocilla Lab, pendiente de publicar. Así, quise saber si este sueño de chocolate y experimento literario hacía honor al prestigioso galardón y a los no menos prestigiosos recuerdos de placer glotón, es decir, si se puede disfrutar de una novela que se presenta haciendo referencia a Walter Benjamín, Deleuze y Guattari.

De esta manera, Juan Bonilla nos advierte en el prólogo, será obvio para el lector que se adentre en el texto que sigue, la novela de Fernánez Mallo tiene a bien ser venturosamente experimental. Red de redes. Rizoma. Arroyo sin fin, y efectivamente, la advertencia no es baladí. Ya que nos encontramos ante una obra cuya estructura se manifiesta como collage o zapping narrativo y que intenta cartografiar con esta post poética la postmodernidad hecha ciudad en Carson City Nevada, ciudad que emerge como explica el autor citando a Borges, en los desiertos del Oeste perduran despedazadas ruinas del mapa, habitadas por animales y por mendigos; en todo el país no hay otra reliquia de las disciplinas geográficas. Y continúa, Jorge Rodolfo ve a lo lejos la última luz del último casino del Imperio, cierra los ojos y da gracias al Hacedor por haberle concedido habitar en las ruinas sólo a él reveladas de ese mapa.

Por lo tanto, aunque este ‘Nocilla Dream’ se presenta como las ruinas de la sociedad en que vivimos, donde estos outsaiders están atravesados por redes de significación que los forma y transforma, es una novela difícil de seguir, tal vez porque es difícil de definir, pero creo que aquello que la hace singular la restringe a un público especializado, y, a pesar que esta marginalidad le viene bien, la forma en que se presenta puede cansar y, a veces, parecer gratuita, dejando la necesidad de saber más sobre algunas historias que están bruscamente cortadas. Pero esta sensación sólo se tiene si no se la inscribe dentro del proyecto que representa, incluida en el cual nos muestra nuevas formas de narrar y aproximarse a la realidad y es por eso, precisamente, que es una gran novela.

Sobre el autor

Diego Giménez

Diego Giménez, doctor en filosofía y pensamiento (UB) con una tesis sobre "El libro del desasosiego" de Fernando Pessoa, ha realizado diferentes actividades relacionadas con la literatura y el periodismo. Ha trabajado como redactor de LaVanguardia.com y en 2008 cofundó Revista de Letras. Actualmente está terminando un proyecto de investigación que prevé la publicación del libro "História do 'Livro do Desassossego'" en la editorial Angelus Novus con una beca financiada por la Fundación Calouste Gulbenkian.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario