Revista de Letras

Paul Chitlik: “Los escritores queremos cambiar el mundo”

Paul Chitlik (foto de uso promocional)

Paul Chitlik es un guionista, productor y director de cine que ha escrito para todos los grandes estudios y cadenas de televisión de Estados Unidos. Ha participado en proyectos como The New Twilight Zone (La dimensión desconocida 1985), Perfect Strangers (Primos lejanos), Los Beltrán o Alien Abduction, entre otros. Además, ha sido profesor de guión en numerosas instituciones universitarias de carácter internacional y ha escrito el libro Rewrite: A Step by Step Guide to Strengthen Structure, Characters, and Drama in your Screenplay publicado por Michael Weise Books sobre el que hemos dialogado en esta entrevista.

La estructura

¿Qué es la premisa de una película? ¿Por qué es importante?

Lo que yo llamo la premisa de una película es la idea básica que el escritor trata de transmitir. Alguna gente lo llama el tema o la idea central. Yo uso la palabra premisa porque es la que usa Lajos Egri en su libro fundamental El arte de la escritura dramática. Un ejemplo es “el verdadero amor lo conquista todo, incluso la muerte”, que sería la premisa de Romeo y Julieta y Titanic.

Los escritores queremos cambiar el mundo. Es una de las razones por las que escribimos. El poner nuestras ideas en las películas que hacemos nos ofrece la posibilidad de ayudar a cambiar las opiniones de los demás, siempre que el film siga siendo entretenido. Queremos iluminar, propagar ideas, hacer pensar a la gente.

En su libro defiende que el guión ideal tiene una estructura de tres actos con siete puntos o partes. ¿Podría explicar estos puntos?

Para decirlo brevemente, los siete puntos son una forma de describir la estructura de las películas de Hollywood, no necesariamente las películas independientes o de otras culturas. Basada en la descripción de las obras de teatro de tres actos realizada por Aristóteles, simplifica la estructura de la historia.

El punto uno es la vida cotidiana del personaje protagonista en la que lo encontramos cuando lo conocemos, nos damos cuenta de su defecto, contemplamos su situación y entendemos su necesidad de cambio.

El punto dos, el detonante, es el momento en el que algo le sucede al personaje (pierde su trabajo, su mujer lo abandona, llegan los extraterrestres) a lo que tiene que responder.

El punto tres, el final del primer acto, es cuando el personaje decide cuál es su objetivo y traza un plan de actuación.

En el punto cuatro, después de perseguir su objetivo inicial en la primera parte del segundo acto, el protagonista se ve afectado otra vez por algo exterior que le llevará a evaluar de nuevo su objetivo y a sí mismo, de modo que ahora persigue un objetivo diferente, más profundo (una necesidad), y trata de superar su defecto.

El punto cinco es el punto bajo, y tiene lugar cuando parece que el protagonista nunca va a conseguir alcanzar su meta.

El punto seis es el desafío final. Después de un período de “oscura noche del alma”, algo sucede que hace que el protagonista quiera ir tras su objetivo con interés y fuerza renovados, así que se prepara para enfrentarse al antagonista y lo vence.

El punto siete es la vuelta a la vida cotidiana, ahora transformada para siempre.

Hay otras cosas que hay que tener en cuenta, pero esta es la estructura básica de una película de Hollywood.

¿Por qué cree que esta estructura tiene tanto éxito?

Esta estructura, más o menos, ha funcionado en las sociedades occidentales durante 2.500 años. Fue adoptada pronto por los cineastas de Hollywood y se ha convertido en algo tan familiar que la audiencia la espera y queda decepcionada si no la ve, incluso aunque no la reconozca de forma consciente. Satisface algo en el alma humana ver a una persona enfrentarse a obstáculos para alcanzar un objetivo y conseguirlo en algún momento. Es por eso que el conflicto es tan importante en los guiones. Sin conflicto, no hay historia.

Incluso si esta forma de contar historias es muy común, especialmente en Hollywood, hay ficciones que no responden a esta estructura. Alguna gente podría pensar que seguir estos puntos implica una falta de libertad para el escritor.

No es el único modo de estructurar una historia. Como Joseph Campbell describe en El héroe de las mil caras, hay una estructura mítica que funciona bien en las películas, especialmente en las de búsqueda. Pero esta es la forma que tiene más éxito.

¿Implica una falta de libertad para el escritor? No más que diseñar un coche con cuatro ruedas, un motor, un volante, una transmisión y frenos. Puedes construir un Escarabajo, un Maserati Quattroporte, un Rolls Royce o un Ferrari. Todos son muy distintos. No hay límite para la imaginación, solo unas directrices. Si sales de esas directrices ya puestas a prueba, puedes encontrar algo valioso (un práctico vehículo con tres ruedas como el que se ve en muchos países) o puede que no. ¿Han conducido alguna vez un coche de cinco ruedas?

Los personajes

“Las películas comienzan con el personaje”. ¿Por qué?

La gente va al cine para ver a otra gente. Queremos que nos guste o nos fascine un personaje y seguir su viaje. Por una parte, nos sacan de nuestras propias vidas y nos introducen en la vida de otro. Por otra parte, pensamos en cómo lo que está pasando esa persona es similar a algo que nos sucede a nosotros. Eso nos ofrece un vínculo emocional con la película.

¿Qué es lo que hace interesante a un personaje?

Su defecto. Si un personaje es perfecto, no es interesante. Si un personaje tiene un “área de crecimiento”, como tenemos todos, entonces es real, y lo real es interesante.

En su opinión, el antagonista es el segundo personaje más importante de una película. ¿Qué personaje fílmico considera un buen antagonista?

El personaje de Hans Gruber en La jungla de cristal era un personaje redondo y complejo con un lado humano, al igual que el coronel Hans Landa de Malditos bastardos. Ambos eran fascinantes, un poco más listos y un poco más duros que sus protagonistas, pero nos alegrábamos cuando eran vencidos con un esfuerzo supremo.

Escribir guiones

El título de su libro es Rewrite. ¿Hasta qué punto es importante el proceso de reescritura en su trabajo?

Nadie escribe un primer borrador perfecto, ni siquiera (especialmente) yo. Reescribir es el proceso de encontrar de verdad el núcleo de la historia y la profundidad máxima de los personajes.

¿Cuáles son las principales dificultades a las que se tienen que enfrentar los guionistas noveles? ¿Cuál sería su consejo para ellos?

Los escritores noveles tratan de escribir para el mercado en vez de expresar lo que realmente es importante para ellos. Deberían escribir una historia que a ellos les gustaría ver.

No es buena idea, por otro lado, tirar por la borda cien años de tradición cinematográfica intentando encontrar una nueva manera de contar una historia hasta que se domine por completo la estructura y el personaje del guión tradicional. Después se puede experimentar.

Los escritores principiantes suelen tener también problemas de disciplina. Es importante que reserven un momento fijo del día, al menos cinco días a la semana, para escribir en un lugar en el que no se les moleste. Incluso si solo escriben una página al día, después de tres meses tendrán un guión. Terminar es importante. Hasta que no terminas un guión, no eres un escritor.

Un par de guiones ejemplares que pudieran servir de inspiración para los escritores.

Creo que Shakespeare in Love es un guión fantástico. Me encantó Moonrise Kingdom, a pesar de que es absolutamente excéntrico. Uno de mis favoritos es Atrapado en el tiempo, que, aunque parece heterodoxo en su estructura, en realidad sigue el formato. También Argo o El padrino, parte II, donde hay un buen ejemplo de un protagonista que no gusta, pero que es fascinante.

Una vez se ha escrito el guión, ¿cómo es el proceso de convertirlo en una película?

Eso depende de muchas cosas. Podría llevarse a un estudio, donde el director y los ejecutivos de desarrollo te guían a través de la reescritura (sugiriendo algunos cambios a los que te opondrás), o puedes ir de forma independiente y hacerlo tú mismo. Con la primera película, eso es lo que yo haría, después de haberme asegurado de que he escrito el mejor guión que soy capaz de escribir. Lean Rewrite para saber cómo hacerlo.

Natalia González de la Llana Fernández
www.unesqueletoenelescritorio.blogspot.com

Etiquetas: Aristóteles, Guión cinematográfico, Joseph Campbell, Lajos Egri, Paul Chitlik, Rewrite

Sobre el autor

Natalia González de la Llana

Natalia González de la Llana Fernández (Madrid, 1975) es Licenciada en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Univ. Complutense, donde obtuvo el Doctorado Europeo. Posee, entre otros posgrados, el Máster en Libros y Literatura para Niños y Jóvenes (UAB) y el Máster en Escritura de Guión para Cine y TV (UAB) . Se dedica a la enseñanza y la investigación en el Dpto. de Románicas de la Univ. de Aquisgrán (Alemania). Además, dirige talleres de escritura creativa y ha publicado la obra de teatro "Dios en la niebla" (2013). Es autora de “Un esqueleto en el escritorio”, Premio RdL al mejor blog internacional 2011.

¡Comparte este artículo!

Sin comentarios

Envía tu comentario