Revista de Letras

Raúl Argemí, matador en Barcelona

14 diciembre 2010 Crónicas

De esta antología todos los relatos son buenos, en serio. Pero hay algunos buenísimos y uno magistral. Permitidme que hable solamente del que más me ha gustado. Se titula El librero del ángel negro, y lo escribió Raúl Argemí. Trata de un fraile de Santa María de Poblet que tiene que abandonar el Reial Monestir porque el rey va a dedicar la finca monacal a asuntos de la realeza. El fraile es un pajillero descontrolado que se toca ante la vista de las láminas incluidas en la pornografía del siglo XIX. Se resiste a abandonar el edificio por causa de su adicción a esos libros encerrados bajo llave en una vitrina. Termina robándolos y poniendo una librería de viejo en Barcelona, donde compra y vende chucherías bibliófilas mientras se masturba en la trastienda. Le llegan nuevos incunables de la erótica secular, ante la vista de los cuales se derrite de deseo, y cuya compra lo va dejando sin fondos. Recurre entonces a la venta de ejemplares propios y, cuando ha recibido el dinero a cambio, se las ingenia para asesinar a sus clientes y recuperar sus preciados tesoros. Lo acaban descubriendo y el cuento termina en el previo a la ejecución.

Lo extraordinario del relato es el juego de narradores. Como es natural, el fraile está rematadamente loco y oye voces, una voz que le conmina a hacer las cosas que hace. Argemí da cuenta de esta psicopatía mediante el uso de un superyó narrativo y el recurso natural y constante a la tercera persona cuando escribe las acciones del yo real. Creemos, pues, que hay dos sujetos hasta bien entrada la narración, cuando advertimos la jugarreta del escritor. El uso del truco es fantástico, y el medio empleado para ponerlo de manifiesto es absolutamente creativo y divertido.

Como muestra un botón. Párrafos antepenúltimo y penúltimo:

«Dicen, dijeron luego, cuando la historia del librero asesino de Barcelona se hizo leyenda y hasta el maricón insomne de Gustave Flaubert lo narró en su primer relato, que lo último que musitó fue: “¿por qué me abandonaste?”, como si el hijo de puta fuera un Cristo en la cruz.
»Nunca, jamás, fue abandonado.»

Destacables los relatos de Javier Calvo, Manuel Vilas, Mara Faye Lethem, Sabino Méndez, Gabriela Wiener, Antonio Luque, Darío Hernando, Elena Medel, Llucia Ramis, Sebastiá Jovani y Francesc Serés. El leitmotiv de la antología es el asesinato en Barcelona, casos reales aunque en ocasiones disfrazadas las circunstancias y alterados los nombres para no causar daños colaterales. Como se trata del primer volumen de la colección Héroes Modernos de Alpha Decay, éste es ya un libro muy viejo o viejísimo, publicado en septiembre de 2009. Por ello, quien quiera leer los relatos se va a encontrar con la incomprensión de nuestros amigos los libreros. Puede que ante la pregunta “¿Matar en Barcelona?” reciban evasivas y aun sesgadas invitaciones a adquirir otro título. Recomiendo que ese lector interesado no haga caso y utilice otras vías para hacerse con la antología o, en su defecto, con otras latitudes de la literatura de Argemí. Pues la cabezonería obtendrá una buena recompensa.

Por si no lo sabíais, en 2005 Raúl Argemí ganó el Premio Dashiell Hammett 2005, el XIII Premio Internacional de Novela Luis Berenguer, el Premio 2005 Brigada 21 a la mejor novela original en castellano, el Premio Novelpol 2005 y el Premio Hammett 2005 por la novela Penúltimo nombre de guerra, publicada en 2004 por la editorial Algaida y traducida al italiano, al holandés y al alemán. Antes y después ha publicado más novelas, más libros. Y por lo que se ve no va a parar de hacerlo. Frotémonos, pues, las manos.

José Luis Amores
http://bolmangani.blogspot.com

Etiquetas: Alpha Decay, Héroes Modernos, Matar en Barcelona, Raúl Argemí

Sobre el autor

José Luis Amores

José Luis Amores (Málaga, 1968) es Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Málaga. Especializado en marketing, ha fundado varias compañías que después ha vendido a diversas multinacionales. En la actualidad ejerce su profesión como freelance. Ha sido colaborador de Diario Málaga y de la revista Papel Literario.

¡Comparte este artículo!

1 Comentario

  1. fano 22 diciembre 2010 at 14:46

    yo fui a comprarlo a la Machado hace meses y me comentaron que habían tenido que devolver los que habían pedido porque no vendieron ni uno… me lo trajeron enseguida y aluciné:¿¡¿como es posible que esta joya haya tenido tan mala suerte?!? Seguramente sea por eso de estar recien estrenados… Ahora que se ha demostrado la calidad de la colección, creo que este libro merece una nueva distribución, seguro que ahora no se les ocurre hacer devolución…

Envía tu comentario