Revista de Letras

En los territorios del crepúsculo

La novela El espíritu de la escalera (Ediciones Universidad Diego Portales, 2016) es una historia personal a partir de lo colectivo:

“El presente se desdobla, eso sí. Pero a cada ida y vuelta modificamos el futuro y el pasado. Es la razón por la cual el pasado y el futuro nos parecen siempre hipotéticos”.

Se aborda en ella el arte de la ficción, el surrealismo, los precipicios que configuran la estructura de nuestro mundo:

“Llamo “lluvia falsaria” a esa especialidad local, esa lluvia a la que tanto le gusta esconder los secretos que ella misma modela. Llamo “modelar los secretos” a esa maldad hipócrita que impone el rumor prestado”.

Publicada originalmente en francés, se vierte al castellano una narración que abarca generaciones enteras de escritores, científicos y pintores de los siglos XVIII y XIX (Nerval, Gautier, Saint-Hilaire o Camille Flers, entre otros) y se ocupa de temas como la oportunidad, la identidad, la manipulación, la personalidad múltiple, motivos que se repiten en la filmografía de su autor y que aluden a la obra de Jorge Luís Borges y Gabriel García Márquez (dos escritores latinoamericanos que éste admiró en vida). Como Italo Calvino, está fascinado por el acto mismo de narrar, algo que evoca a figuras como Dickens, Balzac, Hugo y Dumas, con un toque posmoderno.

“Me ocurre a menudo que me siento solo en el mundo. Aun ahora, después de todos estos años de errancia en los territorios del crepúsculo”.

Ediciones de la Universidad Diego Portales

Ediciones de la Universidad Diego Portales

El espíritu es un calidoscopio que novela la vida de su hacedor y sus percepciones del tiempo, la memoria, el amor, los celos y la ambición. La trama avanza de atrás hacia delante y al revés. Catálogo multimedia, supone un diálogo lúdico a través de cortometrajes literarios que giran en torno a preocupaciones históricas, pasiones e ideas. Cada ficción es pieza de un tablero de ajedrez virtual, juego que funciona en la superficie al igual que bajo un laberíntico mundo de ilusiones, alusiones y espejos que configuran la esencia del espacio que el autor crea para su disfrute y el nuestro.

Pocos cineastas capaces de escribir una novela así. Raúl Ruiz (Puerto Montt, Chile, 1941 – París, Francia, 2011) dirigió más de 100 películas. Abandonó su Chile natal tras el golpe de Pinochet en 1973 y se instaló en Francia para convertirse en uno de los más prolíficos y singulares cineastas. Filmó adaptaciones literarias (su película de 1998 Proust, el tiempo recobrado, con Emmanuelle Béart y Vincent Perez), películas de vampiros (Nucingen, 2008), películas de vídeo, de bajo presupuesto, experimentales, series de televisión, películas biográficas (Klimt, 2006), comedias y thrillers comerciales (Un libro cerrado, 2010, con Tom Conti y Daryl Hannah). El escritor chileno no es, sin embargo, un nombre familiar para el lector en castellano. Sólo es conocido en círculos limitados: aquellos capaces de acompañarlo a través de sus viajes trascendentales en torno a su imaginación.

“Me pierdo en esta palabrería que amuebla la ultratumba. Esta ultratumba, claro. Porque hay otras. Aún no las he afrontado, pero siento su presencia”.

Se nos advierte en el prólogo que Ruiz revisó el manuscrito poco antes de morir. Es decir, el libro se escribe casi desde el más allá. El escritor narra su vida, pero no es una autobiografía, sino la vida de un fantasma, uno más en este libro, diálogo de espectros, con un elemento adicional oculto: el críptico mensaje que tiene que ser descifrado. En El espíritu, lo perdido constituye una narrativa que queda atrapada no sólo entre las páginas, sino entre las líneas que dividen, que unen, la ficción y la realidad.

Etiquetas: Chile, cine, Dickens, El espíritu de la escalera, películas, Pinochet, Raúl Ruiz

Sobre el autor

José de María Romero

José de María Romero Barea (Córdoba, 1972) es crítico de narrativa, poesía, ensayo y novela gráfica. Ha sido coordinador de las I Jornadas de narrativa Sevilla 2014, que organiza la Asociación Colegial de Escritores de España (A.C.E.), a la cual pertenece. Además, es miembro de la AAEC-Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios y coordinador de las I Jornadas de Crítica Literaria ACE-Andalucía 2014. Pertenece a la Asociación Cooltura, Acción y Poesía y a la Asociación Nueva Grecia, así como al Circuito Literario Andaluz. Colabora con sus reseñas, entrevistas y traducciones en publicaciones de ámbito nacional e internacional, entre otras: los diarios 'Andalucía Información' ('Veredictos', blog del autor), 'Mundiari', 'Luz de Levante', y 'Universo La Maga'; las revistas de divulgación 'Culturamas' y 'Tendencias 21'; las revistas de literatura 'Quaderni Iberoamericani' (Italia), 'Resonancias' (Francia), 'Letralia' (Venezuela), 'Contratiempo' (EE.UU.), 'Nayagua' (Centro Poesía José Hierro), 'Sonograma' (Barcelona), 'El Placer de la lectura' (Madrid), 'Piedra del Molino' (Cádiz) y 'Nueva Grecia' (Sevilla), de cuyo consejo de redacción forma parte.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario