Revista de Letras

“Tabula rasa”, de N. Ruiz de Viñaspre y A. Martín Puigpelat

Tabula rasa.
Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat
La Garúa Libros (Sta. Coloma de Gramenet, 2013)

En una catástrofe universal, ¿qué merecería la pena salvar de nuestra civilización? Podemos encontrar una posible respuesta en el final de la película La Misión, de Roland Joffé, donde vemos, -tras la traumática destrucción de las misiones creadas por los jesuitas en medio de la selva entre los ríos Paraná e Iguazú-, a un grupo de niños indígenas subidos en una canoa que ven pasar, río abajo, un crucifijo y un violín; la película finaliza con los niños cogiendo el violín y dejando el crucifijo a su suerte. La música, sí, la música como metáfora de lo mejor de la cultura occidental, merecería ser salvada. Estoy seguro de que Nuria Ruiz de Viñaspre y Ana Martín Puigpelat estarán de acuerdo conmigo.

Poesía y música comparten conceptos como tono, ritmo, sonoridad, etc. pero mientras el lenguaje musical es abstracción absoluta, la poesía necesita de un lenguaje algo más figurativo. Toda obra creativa ha de contar con la interpretación y la recepción de la misma, pero la abstracción del lenguaje musical ha permitido que la misma música esté en medio de conclusiones o interpretaciones de lo más encontradas o contradictorias. El ejemplo más conocido son las obras de Wagner, que, sin duda, han podido servir al ensanchamiento de la civilización pero también al de la barbarie. Tabula rasa realiza este tipo de ejercicio de interpretación. Ambas poetas nos proponen su particular playlist musical y firman solidariamente un recorrido poético -a la manera romántica de Wordsworth y Coleridge en sus Baladas líricas-, donde, a pesar de que en las páginas finales se nos indica la autoría de cada uno de los poemas, el yo autoral ha sido relegado a un segundo plano, admitiendo al otro sin trampas, creativamente, incluso cuestionándose la propia identidad.

Por otro lado, en este ejercicio no se confunden las voces de las poetas, sino que se refuerzan y combinan a la perfección, unas veces para coincidir en sensaciones y sonoridades, y otras para distanciarse en el contraste, pero siempre creando atmósferas complejas en referencias e impresiones personales. La propuesta es sencilla, las autoras van presentándonos una obra musical y a continuación se plasman los dos poemas que han compuesto a propósito de su escucha. Durante el recorrido poético musical se nos proponen composiciones y compositores de muy diferentes épocas, desde la música antigua, pasando por la barroca o la romántica, hasta llegar a la Tabula rasa, final y título del libro, que hace referencia a una obra muy significativa del compositor estonio Arvo Pärt que marcó una inflexión esencial en su carrera musical en busca de una nueva espiritualidad. En palabras de una de las voces del libro:

(…)

un salmo metafísico

violines aullando a la luna

su zumbido animarlo

(…)

Al fin, la recepción de las obras musicales como el de las poéticas no es más que un diálogo entre un tú y un yo. Las poetas ahondan en ese camino de comunicación jugando a varias bandas: en la recepción de la música, en su interiorización creativa, en el diálogo entre ellas y, por supuesto, en el diálogo entre la poesía y la música. Tabula rasa es una obra que consigue, en cualquier caso, que la poesía no se agote en ella misma y que la continuación entre lenguajes y formas artísticas sea un campo abonado para fructíferas y creativas relaciones.

Agustín Calvo Galán
http://proyectodesvelos.blogspot.com

Etiquetas: Ana Martín Puigpelat, La Garúa libros, Nuria Ruiz de Viñaspre, Tabula rasa

Sobre el autor

Agustín Calvo Galán

Agustín Calvo Galán (Barcelona, 1968) ha publicado 'Letras transformistas', una selección de sus poemas conceptuales y visuales (2005), 'Otra ciudad' (libro objeto, 2006), 'Poemas para el entreacto' (2007) y 'A la vendimia en Portugal' (2009). Su obra como poeta visual ha sido recogida en varias antologías especializadas.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario