Una crítica pasada vendida en el presente: “Goodbye, Barcelona”, de Alexis de Vilar

Destila ingenuidad, y eso más que un defecto es una ventaja. Las páginas pasan volando, la prosa no se anda con remilgos...

Críticas 27/11/2010