Una mirada hacia las vanguardias latinoamericanas

Cuando uno se da cuenta, por fin, que jamás podrá leer ni la mitad de la mitad de una mitad de la mitad de lo que él creía que era la mitad de las lecturas imprescindibles, entonces se relaja y entiende que el placer no es la acumulación de abundancia, sino la abundancia de instantes precisos...

Reseñas 3/05/2010