Maximiliano Barrientos y la prosa del desamparo, por Jordi Corominas i Julián

Es boliviano, tiene treinta dos años y una prometedora carrera por delante. ¿Prometedora? Esa etiqueta es odiosa. Elimínenla. Digamos que el chico tiene un espléndido presente...

Reseñas 3/08/2011