Que esta voz vuelve para quedarse. La poesía de Javier Egea

"Un breve apunte personal: empecé a leer a Javier Egea cuando tenía unos dieciocho años; me encantaban sus poemas porque eran únicos y terribles, pero también porque se reía un montón de sí mismo (a pesar de que esa risa tuviera como objetivo hacerse daño)...". Una reseña de Daniel Jándula.

Reseñas 19/08/2011