El sitio de mi recreo, por Marina Sanmartín

Es jueves y pasa de las ocho de la tarde. Mientras espero a Iñaki y a Borja para salir, doy vueltas por la casa con los tacones puestos. Cuando llaman al timbre me los quito...

Crónicas 11/06/2011