Por último, el corazón

Margaret Atwood vuelve a la ficción especulativa ambientando su última novela en una sociedad donde todo ha sido privatizado

Críticas, Portada 9/01/2017