En la muerte de Fogwill, por Pedro Crenes Castro

A Fogwill lo conocí en un viaje a Buenos Aires en mala compañía. Le conocí literariamente, no bíblicamente ni personalmente. Entré en la librería Galerna y pregunté por escritores argentinos a los que había que leer, “Fogwill”, me dijo el hombre de la librería como si estuviera ensayando la respuesta desde hacía tiempo...