Mario Benedetti, siempre

Era 1984 y no sé porque comencé a leer. Mi padre, español para más señas, tenía un negocio de importación de libros y revistas en un Panamá que no no leía. De la gran cantidad de libros que había sueltos por mi casa dos tenía un peso especial para mí. Dos poetas se disputaban con sus versos el sueño del lectorcito recién estrenado: Rafael Alberti con su antología “Poemas del destierro y la espera” y el otro de un tal Mario Benedetti, “Poemas de otros”. Allí comencé a leer y comencé a escribir plagiando a Benedetti sus sutilezas amorosas del

El mar

…y ella seguía queriendo ver el mar, desde que recordaba y tenía uso de razón, ver el mar y sentirlo rodeando su cuerpo, siempre había constituido uno de sus máximos objetivos. A decir verdad, el mar, como muchas personas, lo había visto tan sólo en fotos, en videos, en películas, en numerosos medios y en numerosas ocasiones, sí claro que sí, pero siempre filtrado por una lente, a través de un cristal o plasmado en algún soporte. Pero lo que siempre había ambicionado, era poder verlo en vivo y en directo, lo que ambicionaba era poder mirarlo cara a cara

El mundo de Magguie

“La pequeña Magguie Splenders no sabe cómo ha llegado a este mundo. Sus padres se niegan a explicarle nada y ella se ahoga en la idea de que un pájaro de cuatro kilos y medio cargara con su peso desde París hasta su casa...

Oda a San Andrés

Elsa Bar, noche de fútbol. Andrés, tendrías que ir a la playa. ¿No has visto que palidez? ¡Ni Javito de Gran Hermano! Sí, pero por muy pálido que esté no deja de ser la elegancia en el campo de fútbol, estética silenciosa de toque, guante con clase y pase concreto. ¡Pero no va a la playa! Vete a la playa, Iniesta vete a la playa....así cantaban hace 365 días los feligreses ante el televisor. Estaban frustrados y resentidos...

Los locos y el lavabo: paseos de pasado y presente

Cuando era pequeño podía mear por la calle. Hay un extraño código de conducta que permite a los niños les esté consentido hacer sus necesidades en la vía pública. Si eres adulto la cosa cambia, y mucho. Por experiencia propia, aunque este texto no es ningún lamento, puedo asegurar que sale caro hacerlo si por casualidad te topas con guardias urbanos, adalides de la conciencia cívica...

Sobre el asentimentalismo

Definir es adjudicar propiedades, el acto de verbalizar y razonar sobre aquellas características que distinguen cuestiones Para entablar la pertenencia u otorgar una pauta significativa, se requiere entender la antítesis u oposición de aquello que se describe. El “algo” es tener o carecer, ser distinto o igual a lo que se conoce. Un claro ejemplo destaca en que cualquier persona que mira sabe cuando una habitación tiene luz, esto gracias a que en su mente existe la imagen previa de cómo es un cuarto a oscuras. Si se parte entonces de este razonamiento, se puede entender porque gustaré de mencionar

/

La vida por delante

La vida por delante es la obra con la que Josep Maria Pou ha convencido a Concha Velasco para que, a punto de cumplir los setenta años, suba al escenario del nuevo Goya a dar vida a una exprostituta judía, superviviente de Auschwitz, que acoge en un pequeño piso de París los hijos que otras compañeras no pueden cuidar. "Los hijos de puta", como dice uno de los protagonistas...

Orlando: historia de un sin papeles

En octubre de 2003 decidí entrar en un local de la calle Progrès, en el barrio de Gracia. Me tentó la oferta especial de buen vino a un euro. Irresistible. Frascati, Rioja y Ribera del Duero. Buenos blancos y mejores tintos. El local era acogedor, de madera estética hacia la transformación del barrio...

Alcanzar las nubes

Nota inicial: El lector que pretenda ver en mi texto una crítica al uso puede volver atrás y perderse en otros links más útiles. Si contara linealmente la odisea de Petit sería un escriba desalmado, un ogro reduccionista. Prefiero plantear pensamiento lógico a surcar mares ya conocidos. Es válido lograr lo excepcional desde la normalidad, pero es imposible reflejar lo extraordinario desde la simple reseña. Para entenderlo necesitamos desmenuzar...

Loopoesía

En menudos jaleos me meto por leer demasiado. En verano de 2008 colaboré por vez primera en la revista digital Calidoscopio (www.panfletocalidoscopio.com) y me llamó la atención el poemario Las nocheviejas del patriarca de Jordi Corominas i Julián, suite lírica de doce composiciones que son una a través de enlaces y su surrealista unidad narrativa, delirio cargado de...