Cuentos completos de Katherine Mansfield

105405Cuentos completos, Katherine Mansfield
Editorial DeBolsillo 2007
Traducción de Nemesio Fernández Cuesta

“Hablar salva”, Clarice Lispector,
Tempestad de almas’.

En los cuentos que integran este volumen, la historia más importante no es la que se narra. Es precisamente lo no dicho, lo que se insinúa pero no se cuenta, aquello que constituye el núcleo del relato. Como si se tratara de un secreto que no se atreve a revelar, la autora siembra sus cuentos con signos de lo que ocurre bajo la superficie, dejando al lector la tarea de recuperar esas huellas y reconstruir la segunda historia que se sugiere en cada línea. Este doble relato- en el que el aislamiento y la soledad aparecen como temas recurrentes-, es sin duda el principal encanto de la obra y se encuentra, además, en directa relación con la vida de su autora.

katherinemansfieldKatherine Mansfield es el seudónimo del que se valió Kathleen Beauchamp (1888-1923) para publicar sus relatos. Nacida en Wellington, Nueva Zelanda, en el seno de una familia burguesa, Katherine debió enfrentarse a conflictos con su entorno desde la adolescencia: su carácter rebelde e independiente generó grandes asperezas en la relación con su familia, y luego de ser recluida en un convento, escapó para vivir en una pensión. Más tarde, su incomodidad en los ambientes intelectuales de Londres -en los que reinaba un espíritu burgúes que no concordaba con la naturaleza de Katherine-, su tempestuosa relación con John Middleton Murry, la cual conoció frecuentes separaciones, y, sobre todo, la tuberculosis, enfermedad que la aisló de sus afectos, contribuyeron a crear una vida signada por la soledad y la incomunicación. Este retraimiento aparece plasmado en sus cuentos, oculto detrás de escenas cotidianas y personajes corrientes. Katherine logra transmitir el sentimiento de incomprensión y de aislamiento que experimentan sus personajes a través de acontecimientos simples de la vida diaria, que detrás de su aparente sencillez esconden una enorme riqueza. Pocos escritores han sabido  revelar con tanta claridad y belleza la importancia y la necesidad de la comunicación, del encuentro entre los hombres: “Las fichas del tablero parecían dos personillas caminando juntas por un camino, doblando la brusca esquina y volviendo sobre sus pasos. Se perseguían la una a la otra. No es que quisieran adelantarse, sino que intentaban estar cerca para hablar…para estar cerca, quizá era simplemente eso.” (Preludio, página 159)

Julieta Tonello

15 Comentarios

  1. Diego, tengo la sensación de que me has robado las palabras …. yo siempre he dicho que lo importante no está en lo que se dice, si no en lo que no se dice, en lo que se calla y en lo que se adivina. Y normalmente, el mejor cuento es aquel que está hecho de la realidad cotidiana, la mejor escuela sin duda, que siempre supera a la ficción.
    Muy buen retrato el tuyo sobre la autora, no la conozco pero creo que ahora buscaré algo de ella.

    Os tengo en mi facebook por que me gusta lo que publicàis. Seguid así.

    Missi.-

  2. Mil disculpas!! El artículo no es mío sino de Julieta Tonello. Al publicar se edita por defecto con mi nombre de autor y lo tengo que cambiar manualmente. Lo siento Julieta!! Ahora ya está arreglado.

  3. Missi, gracias por el comentario y me alegro mucho de que el artículo te haya despertado deseos de leer su obra!
    Un abrazo,
    Juli

  4. Sí, acuerdo con vos Fabiana, La casa de muñecas es uno de los textos más ricos de Katherine Mansfield. Cada vez que vuelvo a leerlo descubro nuevos detalles, no deja de sorprenderme.
    Un beso,
    Juli

  5. Hola Julieta…m encanta lo q escribis! Yo quisiera saber si me podes ayudar con EL VIAJE d K.M xq debo rendir y no tengo mucha idea..debo reacionarlo con su vida! Gracias

  6. Claro Carli, con gusto, pasame tu correo electrónico, te escribo y nos comunicamos en privado, te parece?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.