Revista de Letras
12 años de Periodismo Cultural

Empieza a leer "Mi planta de naranja lima", de José Mauro de Vasconcelos

13 septiembre 2011 Primeros capítulos

Como no podía cantar por fuera, comencé a cantar por dentro”.

Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos llega este otoño a las librerías de manos de Libros del Asteroide.

El 26 de febrero de 1920 la ciudad carioca de Bangu vio nacer a un niño mestizo de madre indígena y padre portugués que 48 años más tarde escribirá una de las joyas del realismo mágico de la que,  por aquellas causalidades de la vida y del mundo editorial en concreto, ha pasado un tanto desapercibida en España. Mi planta de naranja lima (1968) desde un principio resultó ser un éxito en latinoamerica, traducida a más de una treintena de lenguas y publicada en diecinueve países.

José Mauro de Vasconcelos esculpió su vida como si fuese la vida de un personaje literario. Fue entrenador de boxeo, campesino y modelo entre muchas otras ocupaciones. Toda esa experiencia vital le sirvió de materia prima para una narrativa de una sensibilidad especial con los desdichados. Dentro de este encuadre se enmarca la obra que presenta la historia de Zezé, un niño brasileño que aprende lo que es la vida a base de golpes.

José Mauro de Vasconcelos (foto: Libros del Asteroide)

Uno de los principales pilares de la obra es, precisamente, la capacidad de Zezé de encarnar la inocencia de la niñez y las ganas de vida en el amplío sentido de la expresión.  A pesar de que el personaje es travieso y no para de hacer trastadas, la mirada sobre el mundo que nos ofrece es una mirada limpia, y que la realidad que vive se encarga en enturbiar. Narrando en primera persona,  Zezé nos ofrece una declaración de principios en las primeras páginas: “Como yo no podía cantar por fuera, comencé a cantar por dentro”.

Se puede decir, así, que la novela pertenece al mencionado “realismo mágico” -que popularizó Gabriel García Márquez-, expresión utilizada por A. Uslar Pietri para el tipo de narrativa en el que se supedita el positivismo a la fantasía. Un tipo  de narrativa que se basa en la idea de que es posible acceder a otro tipo de realidad a través del inconsciente, del sueño y/o la imaginación. Una forma de percepción de la realidad que se encuentra en ciertas expresiones literarias de culturas aborígenes precolombinas.

A través de dicha imaginación, Zezé es capaz de ofrecer al lector un mundo imaginario que es común a cualquier infancia, si tenemos en cuenta la función poiética de los niños, capaces de imaginar un universo a partir de una piedra. De esta manera, por ejemplo, el protagonista es capaz de cabalgar a lomos de un corcel, que a ojos adultos, no es más que una planta y que es la metáfora sobre la que se erige la obra. La historia de un niño que, mucho antes de lo deseado, ve confrontada su inocencia e imaginación con la realidad de un mundo turbio.

Comienza a leer Mi planta de naranja lima

Diego Giménez
http://entrefragmentos.wordpress.com

Etiquetas: José Mauro de Vasconcelos, Libros del Asteroide, Mi planta de naranja lima

Sobre el autor

Diego Giménez

Diego Giménez, doctor en filosofía y pensamiento (UB) con una tesis sobre "El libro del desasosiego" de Fernando Pessoa, ha realizado diferentes actividades relacionadas con la literatura y el periodismo. Ha trabajado como redactor de LaVanguardia.com y en 2008 cofundó Revista de Letras. Actualmente está terminando un proyecto de investigación que prevé la publicación del libro "História do 'Livro do Desassossego'" en la editorial Angelus Novus con una beca financiada por la Fundación Calouste Gulbenkian.

¡Comparte este artículo!


23 Comentarios

Envía tu comentario