Revista de Letras

El riesgo de lo excepcional

Las mesas de novedades y los escaparates de las grandes librerías suelen estar copados por los grupos editoriales con más empuje económico. Eso parece, hasta cierto punto, característico de la narrativa, con sus renombradas firmas, sus grandes tiradas y aún más suculentos premios. Pero también lo es de la poesía, donde un puñado de editoriales machaconamente imponen un monocultivo de nombres y estilos, ocupando espacios de visibilidad, como lo haría un cucú, intentando no dejar sitio a nada más. El panorama de se vuelve aún más desolador si a ello le añadimos que el público lector de poesía es ínfimo. Pero, no cabe la desesperanza, la poesía sigue bien representada en las librerías con oficio, y un sinfín de pequeñas y medianas editoriales luchan denodadamente no tanto por subsistir, pues aparentemente tienen la batalla perdida de antemano, sino por publicar otra poesía, poesía ajena a los círculos promocionales, a la casuística de un mercado casi inexistente.

Una de estas pequeñas editoriales es la madrileña El Sastre de Apollinaire, comandada por Agustín Sánchez Antequera, que en los últimos cuatro años ha publicado cinco libros. Dicho así: publicar cinco libros en cuatro año, casi parece un despropósito o un desastre, pero no, es un gran triunfo, pues cada uno de esos cinco libros son excepcionales por su calidad y su planteamiento estético.

El sastre de Apollinaire

El sastre de Apollinaire

Entre los libros editados por El Sastre de Apollinaire podemos encontrar obras de poetas españoles actuales muy interesantes como Luis Luna y Ana Martín Puigpelat. El último, acabado de aparecer, es de José Kozer (La Habana, 1940) y se titula Naïf. En este caso la editorial ha dado un salto hacia América para traernos la obra de uno de los poetas cubanos, con raíces judías centroeuropeas, establecido en los EE.UU. desde los años 60, con más vasta obra, y de quien, por cierto, la editorial Amargord también acaba de editar un libro en España (Para que no imagines, 2014).

Naïf presenta una poesía torrencial, en la que el poeta nos propone un viaje por los escenarios y las estancias de su vida, desde los acentos y matices intelectuales por los que ha transitado; también desde una estética de contrastes, cortando higiénicamente los versos y uniendo palabras de campos semánticos diferentes, creando bellas sonoridades y poderosas evocaciones. Indudablemente, la amalgama cultural que el propio autor representa nos empuja a adentrarnos en este libro ahuyentando cualquier prevención apriorística contra lo barroco. Así, contiene referencias intelectuales y populares de todo tipo y procedencia: como por ejemplo las pictóricas, desde su propio título, y que nos recuerda la exuberancia tropical a la vez que la pincelada nada academicista de los cuadros de un Henri Rousseau. En los versos de Kozer:

Suave, la sombra, el cuerpo sumido a la sombra,

se posa el cernícalo,

sólo un contorno.

Al fin, una sólida ingenuidad primigenia, tan necesaria en los días que nos ha tocado vivir, se une en los versos del poeta cubano a un viaje hacia la experimentación con el lenguaje, que se busca o reinventa en la maestría no de lo clásico sino de lo diferente. Naïf es poesía de corredor de fondo, que hace del español un ámbito por el que transitar sin miedos hacia una creatividad arrolladora.

Frente a las grandes editoriales tradicionales, también las de poesía, que no paran de editar libros, ansiosas por no dejar vacías las estanterías ni las mesas de novedades de las librerías, una editorial pequeña solo tiene un camino a seguir si quiere perdurar: trabajar con dignidad creando obras sin prisas y buscando lo excepcional, pues la lentitud y la excepción es algo a lo que las editoriales consagradas no suelen arriesgarse.

Etiquetas: Albert Speer, América, Ana Martín Puigpelat, El sastre de Apollinaire, José Kózer, La Habana, librerías, Luis Luna, Naïf, Para que no imagines, poetas

Sobre el autor

Agustín Calvo Galán

Agustín Calvo Galán (Barcelona, 1968) ha publicado 'Letras transformistas', una selección de sus poemas conceptuales y visuales (2005), 'Otra ciudad' (libro objeto, 2006), 'Poemas para el entreacto' (2007) y 'A la vendimia en Portugal' (2009). Su obra como poeta visual ha sido recogida en varias antologías especializadas.

¡Comparte este artículo!

Envía tu comentario