Space Oddity

En la última escena de La hora 25 el rostro de Anthony Quinn esboza una mueca terrible —la de un hombre roto— cuando un fotógrafo insolente le pide una sonrisa más para la posteridad. Para quienes no recuerden la cinta —rodada en 1967 y basada en la novela de Virgil Georgiu—, Quinn interpreta en ella a un pobre diablo rumano...

Otro final (VV.AA)

Cualquier antología o volumen escrito por varios autores resulta todo un riesgo. Por regla general, de los relatos recogidos podrán interesar algunos, pero los lectores pueden sufrir grandes decepciones al descubrir que una buena parte no llegan a la calidad deseada...

Manituana, de Wu Ming

Los Wu Ming, seudónimo literario de un grupo de escritores italianos que trabajan de forma colectiva, después del genial Q y de la original pero prescindible 54, vuelven al ataque con una nueva vuelta de tuerca, una novela de aventuras clásica...

La oreja de Murdock, de Castle Freeman Jr.

Se ha comparado la obra de Freeman tanto a Cormac McCarthy como a los hermanos Coen. Quizás aún sea un poco pronto para equiparar la poética del escritor de Vermont con los próceres de la literatura y el cine americanos, aunque si hay argumentos para augurar y esperar una prometedora carrera...

Esta vez el fuego, de Michele Monina

Como la filmografía de Fatih Akin, la ópera prima de Hanif Kureishi o buena parte de los relatos de Irvine Welsh, la espontánea trilogía que Periférica ha ido situando en las librerías durante los últimos meses a partir de Lionel Tran, Gul Y. Davis, y, ahora, Michele Monina...