"
Revista de Letras
10 años de Periodismo Cultural

Una mente flotando en la red

Martín Felipe Castagnet | Foto: Factotum Ediciones

La editorial argentina Sigilo, fundada en 2014, llega a España con Los cuerpos del verano (2012, 2019), una pieza de ciencia ficción de Martín Felipe Castagnet (La Plata, 1986), doctor en Letras, traductor y editor. Castagnet obtuvo en 2012 el premio a la Joven Literatura Latinoamericana en Francia (otorgado por la MEET), fue elegido por el Hay Festival entre los mejores escritores latinoamericanos menores de cuarenta años e incluido en la antología Bogotá 39. También puede leerse un cuento suyo en Barcelona-Buenos Aires. Once mil kilómetros (2019), editada en España por Trampa ediciones y en Argentina por Baltasara Editora.

Los cuerpos del verano cuenta la historia de Ramiro Olivares, una mente que estuvo flotando en la red durante aproximadamente un siglo y que acaba de ser reinsertada (o reencarnada) en un nuevo cuerpo que arrastra su correspondiente batería por todos lados. La adaptación es complicada porque ahora le ha tocado el cuerpo de Rama, una mujer, y además tiene que convivir con sus descendientes, los hijos y los nietos de su propio hijo Teo, que aunque entrado en años, sigue vivo.

“El estado de flotación, es decir, la continuación de la actividad cerebral dentro de un modelo informático, es el primer paso ineludible para resguardar a las entidades individuales. Recién después de la muerte se puede proceder al segundo paso opcional de migrar de un soporte a otro; esta operación es referida como ‘quemar’ un cuerpo.”

Ediciones Sigilo

Los cuerpos tienen una vida útil de tres generaciones, luego se usan como material orgánico para fertilizar la tierra. Por eso las prácticas saludables de cuidado del cuerpo siguen estando en boga, pues los cuerpos son comunitarios. El cuerpo no es tuyo, es de todos. Además, uno puede flotar y reencarnarse indefinidamente. También puede optar por morir del todo o, cómo no, quedarse flotando en la red para toda la eternidad. Porque lo de la flotación no significa una pérdida de identidad ni tampoco falta de comunicación; de hecho, Vera, la otra hija de Ramiro y hermana de Teo, que ha elegido este estado como modo de vida, se comunica con todos ellos mediante frases escritas en ordenadores.

Una vez reencarnado en esa mujer de mediana edad, lo que se propone Ramiro es dar con su mejor amigo (de quien quiere vengarse) y también seguir el rastro de la descendencia de su mujer Adela, que se casó con otro en cuanto enviudó. Gracias a las largas conversaciones con su hija Vera, que recordemos que aún está flotando en la red, descubre la casa de Azafrán, la nieta de su esposa, y decide ir a conocerla. Además, empieza a trabajar para el Estado como arqueólogo de internet, pues a estas alturas hay capas y capas superpuestas de información, como mapas de ciudades.

“Los edificios que ya no están se superponen en mi cabeza como una hoja de calcar encima de la realidad. Asimilo las nuevas construcciones; muchas las conozco gracias a los mapas en la red. Sesenta horas de noticias buceando dentro de calles y subterráneos que reproducen todo, incluso la suciedad. Los mapas son la literatura del futuro.”

Este delirio viene narrado con frases cortas, irónicas y naif a un tiempo, que le dan ese tono absurdo y algo tierno. Hay largas descripciones de cómo se organiza esta sociedad donde aún manda el dinero, el cuerpo es solo un soporte (una prótesis) y la identidad, algo bastante fluido. Pero además de ese toque filosófico, Los cuerpos del verano nos regala un rato divertido: lectura refrescante, desenfadada, veloz, en la línea de Aira o Guebel.

Etiquetas: Aira, Barcelona, Buenos Aires, cuerpos, Estado, Hay Festival, Los cuerpos del verano, Martín Felipe Castagnet

Sobre el autor

Verónica Nieto

Verónica Nieto (1978), nacida en Córdoba (Argentina) y afincada en Barcelona, es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Málaga y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Barcelona. Es autora de la novela 'La camarera de Artaud' (Diputación de Valladolid, 2011), galardonada con el I Premio de Novela Villa del Libro y recientemente traducida al italiano (Valigie Rosse, 2015); de los cuentos 'Tangos en prosa' (Agilice Digital, 2014), y de la novela 'Kapatov o el deseo' (Balduque, 2015). En la actualidad compagina la actividad creativa con tareas de edición. También escribe en 'Rumiar la biblioteca', un blog de lecturas e impresiones literarias.

¡Comparte este artículo!

1 Comentario

  1. Helena 5 junio 2019 at 15:33

    Hola, el artículo habla de editorial Sigilo pero la portada es de otra edición que no se encuentra en España.

Envía tu comentario